miércoles, 15 de noviembre de 2017

Hallan en China posibles restos incinerados de Buda


La inscripción de una urna de cerámica hallada en una aldea china reza que en ella yacen los restos de Buda Gautama.

A la hora de reparar las carreteras, los residentes de la aldea china de Gongchi, ubicada en el condado de Jingchuan, encontraron una urna de cerámica y estatuas de Buda. El hallazgo, ocurrido en diciembre de 2012, llamó la atención de los arqueólogos, quienes detallaron los resultados de su trabajo en el lugar en la revista Wenwu en 2016.

Los dos artículos han sido traducidos recientemente al inglés y han sido publicados en la revista Chinese Cultural Relics. El equipo de arqueólogos, dirigidos por Hong Wu, del Instituto Provincial de Reliquias Culturales y Arqueología de Gansu, determinó que la urna podría tener más de 1.000 años de antigüedad.

Según la inscripción de la urna, el 22 de junio de 1013 dos monjes enterraron en ella los restos de Buda, también conocido como Siddharta Gautama, recoge el portal LiveScience.

"Los monjes Yunjiang y Zhiming de la Escuela Lotus, que pertenecieron al templo Mañjusri del monasterio Longxing en la prefectura de Jingzhou, reunieron más de 2.000 piezas de sarira [reliquias budistas], al igual que los dientes y huesos de Buda, y los enterraron en la sala Mañjusri de este templo", reza la inscripción.

También se puede leer que ambos monjes pasaron más de 20 años recolectando los restos de Buda y las reliquias. Además de la urna de cerámica, los arqueólogos hallaron más de 260 estatuas budistas enterradas cerca de los supuestos restos de Buda.

Las estatuas son de hasta dos metros de altura y fueron creadas en los tiempos de la dinastía Wei del Norte (entre los años 386 y 534) y la dinastía Song (entre 960 y 1279).

Los investigadores desconocen si las estatuas fueron enterradas al mismo tiempo que los restos incinerados y tampoco pueden asegurar si la inscripción es cierta y estos restos de verdad pertenecieron a Buda, quien murió hace unos 2.500 años.


Otros artículos de interés:

viernes, 3 de noviembre de 2017

Descubren una cámara oculta en la Gran Pirámide de Guiza


Es el primer descubrimiento de este tipo en esta construcción desde el siglo XIX.

Un grupo de investigadores ha descubierto una cámara oculta en la Gran Pirámide de Guiza, cuya función se desconoce, informa AP.

El gran vacío ha sido detectado en la famosa pirámide egipcia gracias al escaneo por radiación cósmica, registrando el comportamiento de partículas subatómicas muones que penetran la roca igual que los rayos X, pero de manera más profunda.

El vacío, de más de 30 metros de largo, es similar a la gran galería de la pirámide y se encuentra paralelamente por encima de ella, según un informe publicado en la revista 'Nature'.

El espacio hueco parece no estar vinculado con ningún pasillo conocido hasta el momento.

Es el primer descubrimiento de este tipo en esta construcción desde el siglo XIX, y es muy probable que despierte un gran debate arqueológico.

"Podría tratarse de otra cámara o de una galería, un conducto de ventilación o un fallo arquitectónico que fue sellado", comentó a Live Science la arqueóloga Monica Hanna.


La Gran Pirámide, también conocida como la pirámide de Keops, cuenta con tres cámaras conocidas: la cámara subterránea, la cámara de la reina y la cámara del rey. Están conectadas por varios pasillos, incluida la imponente Gran Galería, que mide 8,6 metros de alto, 46,7 de largo y 1 de ancho.

La Gran Pirámide de Guiza, cuya construcción se completó alrededor del 2570 a.C., está situada a las afueras de la capital egipcia, El Cairo. Es la más antigua de las siete maravillas del mundo y la única que se ha conservado hasta el día de hoy.


Otros artículos de interés:

jueves, 2 de noviembre de 2017

Significado de las flores del Día de Muertos



Uno de los elementos que caracterizan y dan colorido a la celebración del Día de Muertos en el país, son las flores, como por ejemplo el cempasúchil, la nube y el terciopelo.

Estas plantas solían ser abundantes en la región central del país desde épocas prehispánicas, se han colocado en las ofrendas de varias generaciones de mexicanos.

Sus pétalos y colores son especialmente distintivos del culto a los muertos en el país. La flor de muertos por excelencia, se sabe, es el cempasúchil, con nombre científico: 'Tagetes erecta', pero con denominación popular que viene de la palabra en náhuatl 'cempohualxochitl', que podría traducirse como: 'veinte flores' o 'de los cuatrocientos pétalos'.

El color amarillo que presenta evoca al Sol, que en la tradición azteca, se dice, guiaba las almas de los difuntos.

Así, los pétalos de esta flor solían usarse para formar un camino desde la puerta de la casa hasta el altar de muertos, para que los espíritus de los seres queridos lo pudieran encontrar.

Ya en el altar, los pétalos también se distribuyen y la combinación de los pétalos amarillos y naranjas, realizan una decoración característica de estas fechas.




Cabe mencionar que los antepasados, conocedores de la herbolaria, también utilizaban el cempasúchil de forma medicinal, para aliviar cólicos y combatir parásitos intestinales.

Además de que puede emplearse también, como abono orgánico que combate las plagas de otros cultivos, especialmente la que ataca al tomate.

Lo que respecta a la flor 'Gypsophila murales', nombre científico de la mejor conocida 'nube', cuyo color blanco en la ofrenda simboliza la pureza, suele ser utilizada desde hace siglos en diversos arreglos como flor secundaria.

Esta planta también existe en color rosa y suele durar hasta un mes después de su recolección. A nivel industrial, se aprovecha para elaborar detergentes y expectorantes.

Mientras que 'el terciopelo', con nombre científico: 'celosa cristata', se usa con fines astringentes, antibacteriales y depurativos, así como para el tratamiento de enfermedades de la piel, diarrea, fiebre y dolores de cabeza.

Esta es otra de las flores características de las festividades en honor a los difuntos en México. Se dice que tiene su origen en Asia pero, sus tonos blancos y rojizos ya se han adoptado en el país desde hace mucho tiempo atrás para adornar en esta época del año.




Las flores mencionadas anteriormente son las más comunes en una ofrenda de muertos, pero cabe señalar que, en distintas partes del país también se acostumbra poner otras, como por ejemplo al crisantemo, el clavel y las rosas.

A través de la historia, se sabe que en Mesoamérica hay gran aprecio por las flores desde siglos antes de la llegada de los españoles. Para las culturas de este territorio, la belleza de las flores, el jade y las plumas de quetzal era tan grande como la del oro.

Los aztecas acostumbraban emplear chinampas para cultivar y comerciar flores, método que aún en nuestros días puede observarse en lugares como Xochimilco, donde generaciones enteras se han dedicado a la floricultura.

Las flores son un elemento fundamental de las costumbres con las que se conmemora el Día de Muertos.

lunes, 30 de octubre de 2017

La serie Stranger Things basada en un hecho real


La exitosa serie de televisión Stranger Things, creada por los hermanos Duffer para Netflix, nos sitúa en la década de los 80. Con numerosas referencias a películas y directores de cine de la época como Steven Spielberg, su argumento nos narra la historia de unos extraños acontecimientos sucedidos en Indiana, cuando un chico de 12 años, Will Byers, desaparece misteriosamente.

Su madre (Winona Ryder), su hermano, sus amigos y el jefe de policía local, comienzan a buscarlo a la vez que comienzan a suceder "cosas raras" y sucesos paranormales. En su búsqueda, aparece "Once", una niña con poderes telequinéticos que les ayudará a encontrarlo y enfrentarse al "Demogorgon". 

Si bien Stranger Things es una serie de ciencia ficción, los guionistas y directores, Matt y Ross Duffer, se basaron en un supuesto proyecto secreto llevado a cabo por el gobierno de Estados Unidos y conocido como Proyecto Montauk. No es casualidad que el nombre original de la serie antes de ser lanzada era simplemente "Montauk". 


Se conoce como Proyecto Montauk a un serie de experimentos y proyectos secretos realizados por el Gobierno de los Estados Unidos y que según los informes de esta teoría de conspiración, se llevaron a cabo en Camp Hero, en la Estación de la Fuerza Aérea de Montauk, Long Island. Según el ufólogo Jacques Vallée, casi todos los detalles de este supuesto proyecto que comenzaron a circular en la década de 1980, provienen de Preston B. Nichols, que afirmó haber recordado los recuerdos reprimidos de su participación el proyecto, y de Al Bielek, quien tras recuperar la memoria reconoció ser Edward Cameron, uno de los implicados en los experimentos.  

En una serie de libros, entre los que destaca "The Montauk Project: Experiments in Time" (El proyecto Montauk: Experimentos en el tiempo), Nichols relata varios experimentos entre los que se incluyen el teletransporte, el control mental, la guerra psicológica, la investigación de especies alienígenas, la falsificación de los alunizajes de las misiones Apolo, e incluso experimentos de viajes en el tiempo, en el espacio y con otras dimensiones. Más personas supuestamente involucradas en el proyecto corroboraron algunas de las extravagantes afirmaciones de Nichols.  

Este proyecto Montauk estaría relacionado con el Experimento Filadelfia de 1943, en el que supuestamente el ejército estadounidense buscaba una forma de hacer invisibles sus barcos a los radares nazis, y acabaron creando un agujero de gusano que transportó a dos marineros, llamados Duncan y Edward Cameron, a Montauk en 1983. El súbito recuerdo de uno de estos marineros, despertó recuerdos en Preston Nichols, revelando también otros experimentos.


Mediante la denominada "Silla de Montauk" (Montauk Chair), una silla especial que utilizaba electromagnetismo para amplificar los poderes psíquicos, uno de los marineros teletransportados era capaz de realizar cosas similares a las del personaje de "Once" en la serie Stranger Things. 


Uno de los experimentos se llamaba "El ojo que ve" (The Seeing Eye). Con un mechón de cabello u otro objeto personal, Duncan podía concentrarse en esa persona y ser capaz de ver a través de sus ojos, oir lo mismo que esa persona y sentir a través de su cuerpo, en cualquier lugar del planeta.

En su libro, Nichols afirma que también se llegó a experimentar con niños, que fueron enviados a través de un portal a un lugar desconocido del espacio-tiempo. Eran denominados como los "Montauk boys", y curiosamente tras las revelaciones de Nichols y Edward Cameron, aparecieron más hombres de Long Island afirmando que habían sido secuestrados por científicos en su niñez, para realizar experimentos e implantarles comandos en su subconsciente. 


Probablemente el suceso más extraño de todos los que relata Nichols sobre el proyecto Montauk es el ocurrido el 12 de agosto de 1983. En uno de los experimentos sobre viajes en el tiempo, Duncan se encontraba sentado en la silla cuando susurró "el momento es ahora" y fue capaz de teletransportar un monstruo de su subconsciente a la base.

Según lo definieron, se trataba de un monstruo grande, peludo y muy desagradable, que comía cualquier cosa que podía encontrar. Duncan tuvo que concentrarse y aplastar literalmente todo el equipo de Montauk con la mente para conseguir hacer desaparecer al monstruo. Un parecido sorprendente con el monstruo del Demogorgon y las capacidades de "Once". Tras este incidente, se decidió acabar con el proyecto, se lavó el cerebro a los empleados para que no recordaran nada, y se rellenó los niveles inferiores del complejo en 1984 con cemento, cerrándolo para siempre. 

Estas declaraciones, han dado lugar a afirmaciones tales como que Stranger Things está basada en hechos reales. Aunque es cierto que la información sobre este supuesto Proyecto Montauk está rodeada de misterio, no existe ninguna prueba que demuestre si realmente llegó a existir. Según la teoría de la conspiración, la financiación del proyecto provenía de un alijo de oro nazi que se hallaba en un tren descubierto por soldados americanos cerca de la frontera con Suiza, en Francia. El tren fue destruido, y todos los soldados involucrados en el descubrimiento fueron asesinados como parte del encubrimiento.

La base de Camp Hero en Montauk fue supuestamente el hogar del siniestro proyecto
La Base de las fuerzas aéreas en Montauk (Montauk Air Force Station) fue utilizada durante la Segunda Guerra Mundial y posteriormente durante la Guerra Fría. Tras ser cerrada oficialmente en 1981, se mantuvo una enorme antena en el lugar y una pequeña instalación para dirigir los aviones militares hasta que se desmanteló el complejo en 1984. En la actualidad está abierto al público, formando parte del Parque Estatal "Camp Hero State Park".

El supuesto proyecto secreto se basa en las declaraciones de Al Bielek y en testigos como Preston Nichols que confirman la historia. Aunque no hay forma de comprobar la veracidad de sus afirmaciones, el parecido entre el argumento de la serie de televisión y su historia es sorprendente, digna de un guión de película o de una buena serie de ciencia ficción. Sin duda por ello, Stranger Things está basado en este misterioso Proyecto Montauk.


Otros artículos de interés:

lunes, 16 de octubre de 2017

La NASA dice que es posible que exista el misterioso Planeta Nueve


Varias pistas indican que en nuestro sistema hay un planeta gigante que inclina las órbitas de otros cuerpos celestes.

El sistema solar podría contar con un planeta más: sería un inmenso cuerpo celeste con una masa 10 veces superior que la de la Tierra, según se desprende de un comunicado de prensa de la NASA.

Varias pistas indican que este hipotético gigante —apodado el 'Planeta nueve'— está tan lejos que hay poca luz solar en su superficie. Se encuentra, según creen los científicos, 20 veces más lejos que Neptuno del Sol.


Aunque los investigadores de la NASA no han logrado captar al planeta con sus potentes telescopios, su presencia se hace notar, ya que hace inclinar las órbitas de los cuerpos celestes en el sistema solar.

En concreto, los científicos han observado que las órbitas de seis objetos en el distante cinturón de Kuiper tienen la misma inclinación, de unos 30º, en comparación con la forma en que los planetas orbitan el Sol. Esta conducta apunta a que puede haber un cuerpo celeste de gran tamaño que ejerce una fuerza gravitacional sobre ellos.

Konstantín Batyguin, astrofísico planetario del Instituto Tecnológico de California en Pasadena (EE.UU.), ha afirmado que "ahora hay cinco líneas diferentes de evidencia observacional que apuntan a la existencia del 'Planeta nueve'". "Si uno quita esta explicación e imagina que el 'Planeta nueve' no existe, entonces genera más problemas de los que soluciona", ha constatado.


Artículos relacionados:

martes, 29 de agosto de 2017

El “inmortal” conde de Saint Germain


Entre la media docena de aficiones que se le atribuyen al conde de Saint Germain, desde aventurero e inventor hasta violinista y científico aficionado, fue su pretendida habilidad como alquimista la que más sedujo a sus contemporáneos. Eso, y el aura de misterio que siempre rodeó a este personaje, del que apenas se conocen unos pocos datos biográficos.

Las primeras menciones históricas sobre Saint Germain se remontan a 1740, cuando se convirtió en un habitual de los ambientes más selectos de Viena. El conde, que entonces debía contar con unos 30 años, vestía austeramente, pero llevaba siempre encima una cuantiosa cantidad de diamantes, que utilizaba en vez de dinero.

Durante su estancia en la capital de Austria, parece que Saint Germain fue capaz de sanar contra todo pronóstico al mariscal francés de Belle Isle, que había sido herido gravemente en Alemania. En agradecimiento, el militar se lo llevó a París, donde puso a su disposición un laboratorio muy bien equipado. Fue precisamente en esta ciudad donde empezó a gestarse la leyenda del conde de Saint Germain.

Así, en las Chroniques de lóeil de boeuf se narra una anécdota en la que éste afirma ante una anciana condesa haberla conocido cuando era una joven, lo que daba a entender que el conde tenía más de cien años, cuando sólo aparentaba unos 40. “Yo soy muy viejo”, señaló el conde sonriendo. El “inmortal” conde de Saint Germain se convirtió de esta forma en toda una leyenda urbana de la época, y empezaron a correr todo tipo de rumores sobre él, entre ellos, que había estado presente incluso en las fiestas de las bodas de Caná.

A finales de 1745 pudo haber sido arrestado en Londres, acusado de apoyar la causa de los Estuardo. Eso parece desprenderse de una carta oficial en la que se relata el arresto de “un hombre extraño que se hace llamar conde de Saint Germain; no dice a nadie quién es ni de dónde viene. Admite que éste no es su verdadero nombre. Canta y toca el violín magníficamente; está loco”. Tras ser sorprendentemente liberado, volvió a Versalles, donde se convirtió en uno de los personajes más próximos a Luis XV y también a madame Pompadour, con la que se le llegó a relacionar íntimamente.

En 1760, el rey le envió a La Haya como representante personal para negociar un préstamo con Austria para ayudar a financiar la guerra contra Inglaterra. Allí, sin embargo, no sólo se enfrentó con su antiguo amigo Casanova, sino que fue acusado por el duque de Choiseul, Ministro de Asuntos Exteriores del rey Luis, de conspiración contra Francia, lo que precipitó su huida.

Según parece, en Holanda, bajo el nombre de Conde de Surmount, amasó una gran fortuna. Es que Saint Germain no dudaba en ofrecer todo tipo de ungüentos, pócimas y preparados para combatir cualquier mal, incluso la muerte. Pero aunque las acusaciones de timador y conspirador le perseguirían allá donde fuera –se rumoreó incluso que precipitó las cosas para que el ejército ruso colocara en el trono a Catalina la Grande–, su natural disposición hacia la diplomacia le granjeó numerosos aliados en toda Europa.

Unos documentos parisinos muestran que el conde de Saint Germain murió el 27 de febrero de 1784 en el castillo de Eckenförde de su último mecenas, el príncipe Carlos de Hesse-Cassel. Éste le erigió un monumento con esta inscripción: “aquel que se hacía llamar Conde de Saint Germain, y del que no hay otras informaciones, ha sido enterrado en esta iglesia”. Aun así, la leyenda del conde “inmortal” sobrevivió a su muerte, y de esta forma, en estos dos últimos siglos numerosos iluminados han afirmado haber visto al escurridizo y misterioso Saint Germain vivito y coleando.

Hay testimonios que le sitúan en París en 1835, en Milán en 1867 e incluso en Egipto durante la campaña de Napoleón. La misteriosa vida de Saint Germain le convirtió en objeto casi de culto de todo tipo de teósofos y ocultistas, que han llegado a decir de él que en realidad era el mítico Judío Errante o Merlín.


Otros artículos de interés:

viernes, 25 de agosto de 2017

Descubren la tabla de trigonometría más antigua del mundo


Esta tablilla muestra que la antigua cultura mesopotámica le ganó a los griegos en la trigonometría, el estudio de los triángulos, por más de 1.000 años.

Una famosa tabla de arcilla babilónica, descubierta alrededor de 1900, se ha convertido en la primera prueba trigonométrica de la historia, después de que el análisis de un equipo de científicos de la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia) haya revelado que tiene 3.700 años de antigüedad: es la tabla trigonométrica más antigua y precisa del mundo, y posiblemente fue usada por antiguos escribas matemáticos para calcular cómo construir palacios y templos y construir canales.

Así, tras un siglo de debates acerca de la misteriosa tablilla cubierta de números cuneiformes, se confirma que los babilonios fueron unos auténticos revolucionarios en matemáticas, adelantándose en más de 1.000 años a los griegos en la invención de la trigonometría (el estudio de los triángulos), mostrando un conocimiento sobre las matemáticas desconocido hasta ahora.

La tablilla, denominada Plimpton 322, fue hallada en la primera década del siglo XX, en lo que ahora es el sur de Irak, por el arqueólogo estadounidense que inspiró precisamente el personaje de ficción de Indiana Jones, Edgar J. Banks.


La tablilla presenta en escritura cuneiforme, una serie de grabados con 4 columnas y 15 filas de números con un curioso sistema sexagesimal -con base 60- en lugar del sistema decimal con base 10 actual. Las cifras dibujan una secuencia de 15 triángulos rectángulos, que van reduciendo su inclinación fila tras fila. Según los expertos, debido a que la tablilla está fragmentada, creen que originalmente esta estuvo compuesta de 6 columnas con 38 filas de caracteres cuneiformes.

"Esta tablilla lleva desconcertando a los matemáticos desde hace más de 70 años, porque se dieron cuenta de que contiene un patrón especial de números llamado terna pitagórica", explica Daniel Mansfield, de la Escuela de Matemáticas y Estadística de la UNSW en Sidney y coautor del trabajo que recoge la revista Historia Mathematica, la revista oficial de la Comisión Internacional de Historia de las Matemáticas).

Lo curioso es que estos triples pitagóricos de los babilonios son de mucho antes de que naciera Pitágoras, presentando una trigonometría más sencilla sin el empleo de ángulos ni de números irracionales.

Busto de Pitágoras

Cálculos con una precisión sin precedentes

Esta trigonometría desconocida hasta el momento, se basa en ratios o relaciones, no en ángulos ni círculos, evidenciando no ser solo "la tablilla más antigua del mundo, sino también la única completamente precisa, debido al diferente enfoque babilónico de la aritmética y la geometría", exponen los autores.

Habrá que replantearse, por tanto, los orígenes de la trigonometría, pues hasta ahora, considerábamos al astrónomo griego Hiparco -que vivió alrededor de 120 años a.C.-, el padre de la trigonometría gracias a su tabla de cuerdas.

"Pero Plimpton 322 precede a Hiparco en más de 1000 años. Nos ofrece una trigonometría más simple, más precisa, que tiene claras ventajas sobre la nuestra", insiste Norman Wildberger

"Esto significa que tiene gran relevancia para nuestro mundo moderno. La matemática babilónica puede no haber estado de moda durante más de 3000 años, pero hoy tiene posibles aplicaciones prácticas en topografía, gráficos por ordenador y en el campo de la educación. Es un raro ejemplo del mundo antiguo enseñándonos algo nuevo", concluye Mansfield.

Los autores descartan que se trate de una tablila empleada para resolver problemas de ecuaciones, sino que podría haber sido utilizada en la topografía de los campos o para los cálculos arquitectónicos en la construcción de palacios, templos o pirámides escalonadas.

Los investigadores creen que la tabilla babilónica procede de la antigua ciudad sumeria de Larsa.


Otros artículos de interés:

miércoles, 2 de agosto de 2017

Investigadores emprenden una expedición para resolver el misterio del continente 'perdido'


Según un equipo de científicos, Zealandia cubre alrededor de 5 millones de kilómetros cuadrados de superficie (más de la mitad del tamaño de Australia) y podría ser el séptimo continente del mundo.

Un equipo de 30 científicos ha emprendido una expedición, dirigida por la Universidad Nacional de Australia, para desvelar los secretos de Zealandia, el continente 'perdido' cuya existencia fue confirmada por especialistas a principios de este año, informa el portal Phys.org.

Según el equipo de investigación, este continente cubre alrededor de 5 millones de kilómetros cuadrados (más de la mitad del tamaño de Australia) y podría ser el séptimo continente del mundo.

"Tenemos aquí el mejor lugar del mundo para entender cómo se inicia la subducción de placas", puntualizó en un comunicado el jefe de la expedición Gerald Dickens, profesor de la Universidad Rice de Texas, EE.UU. "Esta expedición responderá a muchas preguntas sobre Zealandia".

Zealandia existe debajo del océano Pacífico

En febrero, científicos confirmaron que un continente perdido, que alguna vez fue parte de un supercontinente, existe debajo del océano Pacífico. Los expertos creen que hace aproximadamente 100 millones de años, Zealandia, Australia y la Antártida componían un solo continente. Entonces, hace alrededor de 85 millones de años, Zealandia se desprendió del supercontinente y comenzó a moverse hacia el noreste. Este proceso se detuvo hace unos 53 millones de años.

El sumergido continente está situado al este de Australia e incluye a Nueva Zelanda y Nueva Caledonia, que según sostienen los autores, no son cadenas de islas, sino que forman parte de una sola placa de corteza continental. Más del 90 % del área de Zealandia está sumergida en el océano.


Investigar los procesos tectónicos

La travesía de dos meses de duración, conocida como Expedición 371 del Programa Internacional de Descubrimiento del Océano (IODP), comenzó el 27 de julio con el objetivo de investigar la historia, la vida submarina y los procesos tectónicos del continente oculto. Los investigadores utilizarán los buques científicos más avanzados del mundo para perforar en 6 diferentes lugares entre Nueva Zelanda y Australia.

El equipo recogerá muestras de sedimentos desde profundidades de casi 800 metros. Estos sedimentos se han acumulado durante millones de años, y los fósiles presentes en ellos ayudarán a los científicos a recopilar un registro detallado de la historia del continente perdido. La Expedición 371 también tratará de investigar el cambio en las placas tectónicas de la Tierra que ocurrió hace unos 50 millones de años al noreste de Zealandia.

Según los científicos, el estudio también puede ayudar a determinar cómo ha evolucionado el clima de la Tierra en los últimos 60 millones de años.


Artículos relacionados:

martes, 25 de julio de 2017

El humano fantasma: evidencias de una especie desconocida


En el instituto se enseña que los miembros de diferentes especies no se reproducen entre sí, o que si lo hacen no suelen tener descendientes fértiles (como pasa con los mulos o los ligres). Pero el pasado de la especie humana muestra que la historia es mucho más complicada. Cada vez está más claro que las especies humanas arcaicas, como neandertales, denisovanos y sapiens, tuvieron encuentros sexuales y descendientes fértiles. ¡Y eso a pesar de que se dice que son especies distintas!

Un estudio publicado recientemente en Molecular Biology and Evolution ha descubierto huellas de uno de estos interesantes encuentros. Las pruebas han sido descubiertas por casualidad en la saliva de los humanos actuales, y apuntan a la existencia de una especie humana fantasma, lo que quiere decir que carece de fósiles que demuestren su existencia, que se habría reproducido con los ancestros de poblaciones subsaharianas actuales.

"Nuestra investigación siguió la evolución de una importante proteína de la mucina (un gel que le da consistencia a la saliva) llamada MUC7", ha explicado Omer Gokcumen, investigador en la Universidad de Buffalo (Estados Unidos). "Cuando buscamos la historia del gen que tiene las instrucciones para producir esa proteína, encontramos una huella de un cruce arcaico en las poblaciones africanas subsaharianas actuales".

Un pasado de sexo entre especies

Otras investigaciones han mostrado que hubo cruces entre especies humanas arcaicas en Asia y Europa, y en esta ocasión este trabajo mostraría que esto también ocurrió en África, donde aparecieron los primeros humanos. "Parece que el cruce entre diferentes especies humanas tempranas no es una excepción, sino la norma", ha sugerido Gokcumen.

Hasta ahora se sabía que la proteína MUC7 da consistencia a la saliva y se adhiere a los microbios, probablemente dificultando que ataquen al organismo. Pero en esta ocasión, esta proteína ha permitido hacer un impactante descubrimiento por casualidad.

La huella del fantasma

Los investigadores decidieron acudir a una base de datos con todos los genes (genomas) de 2.500 personas para analizar las secuencias que producen la proteína MUC7. Gracias a eso, observaron que las poblaciones subsaharianas actuales tienen una variante de este gen distinta a las de los otros humanos modernos. Además, estas variantes presentes en subsaharianos se parecen menos a las de denisovanos y neandertales que las de los demás, lo que sugiere que ese gen es una huella dejada por una especie antigua desconocida de la que no se tienen fósiles; es decir, una especie fantasma.

"Según nuestros análisis, la explicación más plausible para esta variación es una introgresión, o sea, la introducción de material genético de una especie 'fantasma' de humano antiguo", ha propuesto Gokcumen.

Según sus cálculos, basados en las tasas de mutación de los genes, estos ancestros desconocidos se reprodujeron con otras especies humanas antiguas hace solo 150.000 años, después de que ambas se separaran en la evolución hace 1,5 o dos millones de años.

Aparte de este interesante hallazgo, el equipo de Gokcumen ha apoyado la idea de que la proteína MUC7 tiene la capacidad de alterar la composición de la comunidad de bacterias (microbioma) que vive dentro de la boca, puesto que distintas versiones del gen parecen estar directamente relacionadas con diferentes composiciones de estas comunidades.


Otros artículos de interés:

jueves, 6 de julio de 2017

Descubren en China los restos de unos 'gigantes' humanos de 5.000 años de antigüedad


Arqueólogos chinos han descubierto en la provincia oriental de Shandong restos de unos 'gigantes' humanos que vivieron allí hace cerca de 5.000 años, informa la agencia TASS citando al portal Zhongguo sinvenvan. 

De acuerdo con los investigadores, la estatura de estas personas inusualmente altas superaba el metro noventa. Creen que los restos hallados pertenecen a miembros de la civilización neolítica Longshan, que habitó la cuenca del río Amarillo (también conocido como Huang He).

"Hemos llegado a esta conclusión después de estudiar los huesos. En vida, sin duda, eran aún más altos", comentó a la prensa el jefe del Centro de Estudios de Historia y Cultura de la Universidad de Shandong, Fang Hui. "Creo que esta cifra se explica por la presencia de abundantes fuentes alimenticias a las que estas personas tenían acceso", añadió.

El descubrimiento se produjo durante unas excavaciones, en la zona de la ciudad de Jinan que se iniciaron en 2016. Hasta la fecha, los científicos han descubierto los restos de más de 100 edificios, 200 tumbas y alrededor de 20 pozos de sacrificio. 

Los arqueólogos también han determinado que los antepasados ​​de los chinos que vivían en el este del territorio actual del país hace 5.000 años desarrollaron la agricultura notablemente . Entre otras actividades, se dedicaban al cultivo de cereales y a la cría de cerdos.


Otros artículos de interés:

domingo, 2 de julio de 2017

Una torre de cráneos humanos expone algo que "no está registrado" sobre el Imperio azteca


Arqueólogos mexicanos encontraron cientos de cráneos cubiertos cerca del sitio del Templo Mayor. El hallazgo sugiere nuevas hipótesis sobre la cultura del sacrificio en Mesoamérica.

Una torre de cráneos humanos desenterrada recientemente bajo el corazón de Ciudad de México ha planteado nuevas preguntas sobre la cultura del sacrificio en el Imperio azteca, informa Reuters. Entre cientos de cráneos incrustados en esta estructura siniestra había muchos ejemplares de mujeres y niños.

Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH) encontraron más de 650 cráneos cubiertos de cal y miles de fragmentos en un edificio cilíndrico cerca del sitio del Templo Mayor, uno de los principales de la capital azteca Tenochtitlán, que más tarde se convirtió en la Ciudad de México.

El Huey Tzompantli

Se cree que la torre forma parte del famoso Huey Tzompantli, descrito en las crónicas de los conquistadores. Se trata de un enorme altar compuesto de calaveras, que causó espanto en los españoles cuando, bajo el mando de Hernán Cortés, capturaron la ciudad.


De acuerdo con diversos historiadores, este tipo de construcciones, adornadas con cabezas de guerreros capturados, aparecen en distintas culturas mesoamericanas antes de la conquista española. Pero la excavación arqueológica en las entrañas de la vieja Ciudad de México que comenzó en 2015 sugiere que la imagen no estaba completa.

Sacrificios humanos

Según explicó a la agencia el antropólogo biólogo Rodrigo Bolaños, los registros hasta la fecha indicaban que los aztecas solo sacrificaban a jóvenes guerreros a los que capturaban, por lo que los científicos no esperaban encontrar cráneos de mujeres y niños en esta torre.

"Los niños y mujeres no iban a la guerra. Está pasando algo que no está registrado y esto es muy nuevo, una primicia en el Huey Tzompantli", subrayo Bolaños.

Raúl Barrera, uno de los arqueólogos que trabaja en el sitio junto a la enorme catedral metropolitana construida sobre el Templo Mayor, apuntó que los cráneos se habrían puesto en la torre después de haber estado en exhibición pública en la estructura llamada tzompantli.

La conquista de México

De aproximadamente 6 metros de diámetro, la torre se encontraba en la esquina de la capilla de Huitzilopochtli, dios azteca del sol, la guerra y el sacrificio humano. Su base aún no ha sido desenterrada.

No hay duda de que la torre era una de las estructuras con cráneos mencionadas por Andrés De Tapia, un soldado español que acompañó a Cortés en la conquista de México en 1521, insistió Barrera. En su relato de la campaña, De Tapia reveló que había contado decenas de miles de cráneos en lo que se conoció como el Huey Tzompantli.


Otros artículos de interés:

miércoles, 31 de mayo de 2017

Estudio de ADN de antiguas momias egipcias revela fuerte relación con Europa y Oriente Próximo, no Africa


Un equipo internacional de científicos, dirigido por investigadores de la Universidad de Tübingen y el Instituto Max Planck, ambos en Alemania, han recuperado y analizado ADN antiguo de momias egipcias a partir de tres individuos que datan de entre 1400 a.C al año 400 aproximadamente. El trabajo, publicado hoy en la revista 'Nature Communications', descubrió que los egipcios modernos comparten más ancestros con los africanos subsaharianos que los antiguos egipcios, mientras que los antiguos egipcios estaban más estrechamente relacionados con las poblaciones de Europa y Oriente Próximo.

Los investigadores usaron el ADN mitocondrial (el que se conserva en una parte de la célula distinta al núcleo) de 90 individuos de la antigüedad procedentes del yacimiento arqueológico de Abusir el-Meleq y el genoma completo de tres momias de la época pre-ptolemaica, ptolemaica y romana, cubriendo así un periodo de 1.300 años.

El cálido clima de Egipto, los altos niveles de humedad de muchas tumbas y los productos químicos utilizados en las técnicas de momificación contribuyen a la degradación de este ADN y a que su conservación en las momias egipcias sea poco probable. No obstante, la aplicación de técnicas modernas de secuenciación y nuevos métodos de autentificación de ADN antiguo ha contribuido al éxito de este estudio y entender el parentesco de las antiguas poblaciones egipcias a partir de unos restos que datan del año 1.400 a.C. al año 400 d.C.

A modo de investigación arqueológica a nivel molecular, el equipo liderado por el genetista Johannes Krause quería identificar si los relatos que conocemos por la historia sobre la conquista y el dominio de las civilizaciones habían dejado alguna marca en los genes de estas poblaciones. "Queríamos probar si la conquista de Alejandro Magno y otras potencias extranjeras ha dejado una huella genética en la población egipcia antigua", ha explicado en una nota de prensa Verena Schuenemann, coautora del grupo de investigación de Krause, en el que también participa la Universidad de Tubinga en Alemania.

El estudio halló que los antiguos egipcios estaban más estrechamente relacionados con las antiguas poblaciones del Levante mediterráneo, y también estaban estrechamente relacionados con las poblaciones neolíticas de la península de Anatolia y Europa.

"La genética de la comunidad de Abusir el-Meleq no sufrió ningún cambio importante durante los 1.300 años que estudiamos, lo que sugiere que la población permaneció relativamente poco afectada genéticamente por la conquista y el dominio extranjeros", dice Wolfgang Haak, del Instituto Max Planck y coautor del trabajo.

Los datos muestran que los egipcios modernos comparten aproximadamente un 8% más de ancestros en el nivel nuclear con las poblaciones africanas subsaharianas que con los antiguos egipcios. "Esto sugiere que el aumento en el flujo del gen subsahariano de las poblaciones de Egipto sucedió en los últimos 1.500 años", explica Stephan Schiffels, otro de los autores de la investigación en el Instituto Max Planck.

Además del Instituto Max Planck y de la Universidad de Tubinga, participaron en el estudio la Universidad de Cambridge, la Academia Polaca de las Ciencias y la Sociedad de Antropología, Etnología y Prehistoria de Berlín.



Otros artículos de interés:

martes, 18 de abril de 2017

Descubren seis momias en una tumba faraónica cerca de Luxor


Un grupo de arqueólogos descubrió seis momias, sarcófagos de madera de vivos colores y un millar de pequeñas figuras funerarias en una tumba de la época de los faraones en el sur de Egipto, anunció este martes el ministro de Antigüedades del país, Khaled Anani.

La tumba, cercana a la ciudad de Luxor, un verdadero museo a cielo abierto, y del Valle de los Reyes, al parecer pertenecía Userhat, un magistrado de la 18ª dinastía (1550-1295 A.C.) que poseía el título de "juez de la ciudad" pero que fue reutilizada siglos después ya bajo la 21ª dinastía para albergar a otras momias.

"Fue una sorpresa descubrir tantos elementos dentro: utensilios de arcilla con el nombre del propietario de la tumba, varios sarcófagos y momias, así como más de un millar de 'ushebti'", pequeñas estatuillas funerarias que eran colocadas en las tumbas para sustituir al muerto en los quehaceres del más allá, indicó el ministro de Antigüedades, Jaled Al Anani, durante una visita a la tumba organizada para la prensa.

"Es un descubrimiento importante, y no está terminado", se congratuló Anani.

"Hay unas seis momias, pero hay otros fragmentos que indican que podría haber (encontrarse) más en el futuro", dijo a la AFP la portavoz del ministerio, Nevine El Aref.

Egipto aprobó recientemente varios proyectos arqueológicos con la esperanza de lograr nuevos hallazgos.


Otros artículos de interés:

sábado, 25 de marzo de 2017

Creemos haber encontrado una estrada a la mítica tierra de Hiperbórea


La búsqueda de la mítica tierra de Hiperbórea podría estar relacionada con un gran descubrimiento realizado por investigadores, quienes encontraron los restos notables de un antiguo observatorio y unas tallas inusuales en la pared de una montaña en el noroeste de Rusia.

Un antiguo observatorio y la talla en roca de un gigante cerca de las orillas del lago Seydozera, que significa “lago sagrado” en la lengua de los indígenas Sami, se cree que son claros indicios que apuntan hacia la tierra olvidada de Hiperbórea – una tierra sagrada similar a las míticas Shambala y Atlantis.

Kuiva the Giant (Kuiva el Gigante). Se trata de una silueta colosal incrustada en el acantilado de la montaña Kuivchorr que vigila el lago sagrado, y también es de suponer que guarda la entrada secreta a la legendaria ciudad. De acuerdo con las creencias locales, 'Kuiva the Giant' era un viejo mago que una vez luchó contra los sami. Tenía su propio asistente y se enfrentó al gigante con valentía, pero sin éxito. Cuando la batalla parecía estar perdida, la gente de Sami invocó la ayuda de los dioses en un último y desesperado intento. Los dioses respondieron, y enviaron los rayos de fuego hacia el gigante que chocó contra la montaña y se incineró.

La huella del cuerpo del gigante caído es visible aún hoy en día en la roca Angvundaschorr, el pico más alto de la tundra Lovozerskaya. Una curiosa observación es que las piezas de la roca donde el gigante encontró su final se están desmoronando, pero la huella del gigante permanece intacta. ¿Es posible que esto se destaque como un marcador que conduce a una entrada secreta a Hiperbórea?

Según los mitos, esta extraña marca en la pared de roca fue dejada allí cuando los dioses enviaron unos rayos para incinerar a un gigante. A pesar del paso del tiempo las marcas no han desaparecido.


En caso de que no haya oído hablar de los hiperbóreos, se dice que ellos eran un grupo de personas míticas descritas en la mitología griega que habitaban “más allá del Viento del Norte”, en una tierra supuestamente utópica, donde el sol brillaba las veinticuatro horas del día, que según conocimiento actual podría estar en algún lugar dentro del círculo polar ártico. Otros analistas sugieren que la tierra de Hiperobórea no es un lugar definido, ya que, según el poeta griego clásico Píndaro, "ni por barco ni a pie se podía encontrar el camino maravilloso de los hiperbóreos." Esto también podría significar que este mítico lugar estaba bien escondido, y el que intentó encontrarlo solo halló un callejón sin salida, a menos que alguien supiera acerca de la entrada secreta y cómo atravesarla.

Otros relatos griegos se refieren a los hiperbóreos como personas que poseían conocimiento sagrado, porque ellos tenían una estrecha relación con los dioses. Se dice que el mismo Apolo descendió del cielo para visitar esta antigua cultura.

En apoyo a la teoría anterior, Valentina Sharipova, directora de Hiperbórea, que es una organización de investigación de la ciudad-puerto de Murmansk, ha afirmado que los orígenes del nombre “Kola” están relacionados con el nombre del Dios Sol Eslavo, Kolyada, que podría también ser una personificación de Apolo. Otro aspecto interesante es la traducción del nombre “Hiperbórea”, que en griego significa "más allá del viento del norte". Resumiendo esto, el equipo ruso de investigadores creen que están cerca de encontrar esta cultura olvidada por largo tiempo.

"Recientemente se encontraron restos de un observatorio: piedras con huecos, los cuales fueron dirigidos hacia la estrella polar", declaró Sharipova. "Muchas rocas tienen inscripciones o runas talladas en ellas."

Otros aspectos enigmáticos de la historia implican el descubrimiento realizado a principios del siglo 20 de una entrada subterránea cerca de las orillas del lago Seydozero. El explorador Alexander Barchenko que encontró la grieta, más tarde murió de un disparo y su descubrimiento fue encubierto por las élites dirigentes de la comunidad científica, tal como lo informó RBTH.

Afortunadamente, el trabajo de Barchenko ha sido reanudado a través de la organización Cosmopoisk. Sus miembros ya han descubierto varias cuevas y grietas, pero ninguno de ellas resultó ser de alguna importancia aún.

"Vamos a tener una respuesta a este misterio sólo después de que encontremos todas las cuevas", dijo Vadim Chenobrov, director del grupo de investigación e investigador de fenómenos inexplicables. "Estoy preparado para cualquier cosa que nos encontramos. Con respecto a las ciudades antiguas, creo que si encontramos algunas estructuras, van a estar bajo tierra o bajo el agua. Espero que algunas de estas leyendas sean verdaderas".

Es probable que Hiperbórea sea más que un mito; desde hace mucho tiempo existen referencias detalladas que provienen de Herodoto, "Historias", escritas aproximadamente en 450 AC. En su libro, el historiador griego también menciona otras tres fuentes que hablaban de Hiperbórea, entre los que menciona a Hesíodo y Homero, renombrados poetas y pensadores de la antigua Grecia.

Entonces, ¿es posible que Hiperbórea sea algo más que un mito? Si es así, sería sólo cuestión de tiempo descubrirla.


Otros artículos de interés:

viernes, 10 de marzo de 2017

Confirman que dos cráneos encontrados en China pertenecen a una enigmática especie humana

Entrada a la cueva de Denísova, lugar donde fueron encontrados los primeros restos de 'denisovanos'.

Una nueva investigación concluye que dos cráneos encontrados en China en 2007 pertenecen a 'hombres de Denísova', una especie de homínidos de la que apenas se sabe nada.

Un grupo de arqueólogos halló en 2007 fragmentos de dos cráneos humanos de hace 105.000–125.000 años en el yacimiento paleolítico de Linjing, ubicado cerca de la ciudad china de Xucháng.

Tras someter los restos a varios análisis, un equipo de científicos ha revelado ahora que los restos pertenecen, probablemente, a 'denisovanos', una enigmática especie humana de la que no se sabe casi nada. La investigación fue publicada el pasado 3 de marzo en la revista 'Science'.

Los denisovanos, también conocidos como 'hombres de Denísova', son una especie aún bastante misteriosa para la ciencia. Se sabe que vivieron en Siberia y que, probablemente, proceden de una separación de la rama del árbol genético de la especie humana que dio origen a los neandertales, hecho que sucedió hace 300.000 años.

Los denisovanos deben su nombre a la cueva de Denísova, situada en las Montañas de Altai, en Siberia, lugar donde fueron encontrados los restos y que pudiera servir como refugio a estos homínidos.

En una ocasión anterior, un equipo de científicos ya demostró que el ADN del hueso de un dedo de hace 50.000 años encontrado en aquella cueva contenía una secuencia genética inusual, por lo que concluyeron que se trataba de una forma de humanos antiguos no descritos hasta la fecha.


Otros artículos de interés:

Síguenos


Los invitamos a unirse a nuestro grupo de Facebook: Entre la Ciencia y el Espíritu

Descubren una colosal estatua del faraón Ramsés II en Egipto


Un grupo de arqueólogos alemanes y egipcios ha descubierto este jueves bajo el lodo de un suburbio de El Cairo dos estatuas de faraones de gran tamaño de aproximadamente 3.000 años de antigüedad.

El Ministerio de Antigüedades egipcio lo ha descrito como uno de los mayores hallazgos de la historia, informa la agencia Reuters.

Los investigadores creen que una de las estatuas representa a Ramsés II (apodado 'El Grande'), uno de los faraones egipcios más importantes, que gobernó el país entre 1279 a. C. y 1213 a. C.


De momento, han podido recuperar el busto y varios fragmentos de la cabeza de la estatua, que mide 8 metros de altura y está hecha de cuarcita.

El descubrimiento se produjo cerca del sitio de excavación del templo de Ramsés II, que se encontraba en el antiguo centro religioso y astronómico de Heliópolis, situado actualmente en uno de los suburbios de la capital del país. En su momento, el templo fue uno de los más grandes del Antiguo Egipto .

La segunda estatua es de caliza y representa al nieto de Ramsés II, el faraón Seti II, que gobernó entre 1200 a. C. y 1194 a. C.

Los arqueólogos continúan buscando más fragmentos de las estatuas, a las que someterán a un proceso de restauración antes de exponerlas.





Otros artículos de interés:

Síguenos

Los invitamos a unirse a nuestro grupo de Facebook: Entre la Ciencia y el Espíritu