domingo, 22 de junio de 2014

Las antiguas momias Arias tatuadas de Asia

El árido desierto de la Cuenca del Tarim, en el sur de China, ha sido la fuente de algunas de las momias tatuadas más misteriosas del mundo antiguo.


Los Caucasoides de Asia Central, gente alta con cabello rojo o rubio y ojos claros, habían sido durante mucho tiempo el tema central de las antiguas leyendas chinas. Luego, en el siglo 20, los arqueólogos que cavaban en la Cuenca del Tarim, en el oeste de China, desenterraron momias que resembraban a estos legendarios "dioses". Al principio, nadie saltó a ninguna conclusión. El cementerio prehistórico debió haber marcado el lugar de descanso final para un desafortunado grupo de migrantes.


Pero más recientemente, los arqueólogos chinos que trabajaban en el desierto de Taklamakan, realizaron nuevos descubrimientos que los obligaron a reconsiderar - cientas de momias caucásicas más, muchas de ellas tatuadas con diseños geométricos.


Estaban vestidas con prendas semejantes a las telas célticas, con boinas y gorras tipo Robin Hood. Tal vez las antiguas leyendas chinas de cómo se iniciaron originalmente sus civilizaciones eran exactas.


La datación por radiocarbono estableció que las momias vivieron hace más de 4,000 años, durante el apogeo de la Edad de Bronce, en el siglo 21. El genetista italiano, Paolo Francalacci, realizo pruebas de ADN en algunas de las momias, y encontró que dos de ellas están relacionadas con los suecos, finlandeses, toscanos, corsos y sardos de hoy en día.

Tatuajes de Otzi
Impresionado por las similitudes entre Ötzi el Hombre de Hielo y estas momias caucasoides, el sinólogo, Victor Mair, comentó: "Estos chicos del Tarim son igual que él - uno está en el hielo y los otros están en la arena"

Estas eran personas Indo-Europeas, los antiguos Arios, primos de los Celtas y los Escitas, una rama de la familia que controlaba la Ruta de la Seda hacia Europa desde 2500 A.C. hasta el 400 D.C. Influyeron culturas hasta Japón, extendiendo la cultura del tatuaje caucasoide a los ancestros de los indígenas japoneses Ainu.

Si los emprendedores caucásicos una vez habitaron la provincia de Xinjiang, era una teoría que el gobierno chino quería 'clasificada'. La versión de la historia que custodiaron era la de una civilización china en flor, en forma aislada, sin ningún tipo de influencia occidental. Considere, también, que las momias estaban exóticamente tatuadas - el tatuaje ha sido un crimen en China desde hace más de dos siglos. Cuanto menos se diga, mejor.


Pero no muy lejos de los descubrimientos chinos, en Rusia, en el borde occidental de la llanura de Siberia, fue desenterrada la dramática evidencia de una cultura del tatuaje antiguo. Y esta vez, fue altamente publicitado. En el año 450 A.C., el escritor griego Herodoto escribió sobre unos nómadas Escitas llendo hacia el norte, tribus de jinetes que gobernaron la Estepa Eurasiática a caballo, con sus tatuajes que actuaban como 'una marca de nobleza'. Los escépticos asumieron que Herodoto estaba soñando, y se mantuvieron a esa opinión por más de 2000 años.


Pero en 1948, no lejos de la frontera con China, un arqueólogo ruso llamado Rudenko descubrió un cadáver increíblemente bien conservado en un congelado túmulo de Pazyryk - un jefe Escita cubierto de tatuajes de animales míticos. Él habría estado vivo a como Herodoto escribía sobre él.


Eran temibles jinetes y guerreros de la Edad de Hierro. Los artefactos encontrados con las momias sugieren que tenían un aprecio por el arte - asientos, alfombras, ropa, joyería fina de oro, instrumentos musicales, amuletos, herramientas y telas de Persia y China.


Pero la más artística de todas las maravillas eran los tatuajes, un conjunto interrelacionado de animales fantásticos en los brazos, hombro, torso y una pierna de la momia. Cuando la evidencia se hizo pública, el interés se centró en un par de estilizados ciervos y un carnero de montaña en el brazo derecho del jefe. Estilísticamente, recordaron el arte de Persia, Asiria, India, y particularmente de China. Éste tipo de arte 'gráfico de animal' influencio culturas donde los Escitas vagaban. Con los años, los túmulos de Pazyryk darían más momias congeladas, pero ninguno más emocionante que la 'Doncella de Hielo'


En 1993, la Academia de Ciencias de Rusia fue de caza con el último arsenal de tecnología arqueológica, y fueron recompensados ​​con el descubrimiento de otro cadáver congelado, él de una joven de alto rango, evidentemente, una 'guerrera-sacerdotisa' enterrada con seis caballos. (Algunos de los túmulos funerarios eran de hasta 100 metros de diámetro).

Su vestido de seda blanca, tocado elaborado y exóticas joyas, fueron un hallazgo emocionante, pero al descubrir carne, comenzaron a quitar la tela por encima del hombro revelando tatuajes azul oscuro - una vez más, esas familiares criaturas míticas. Una impactante imagen retrata los cuernos de un ciervo transformandose en flores, la boca convirtiéndose en el pico de un ave.

La Doncella de Hielo tenía más tatuajes en la muñeca y otro en el pulgar. Uno de sus tatuajes se asemejaba al del jefe, ya sea elaborado de la misma plantilla, o tal vez por el mismo artista.

Éstos repetitivos elaborados de 'ciervos' han desconcertado a los expertos, sobre todo por su postura complicada con las patas traseras girando hacia arriba, sugiere un estado alterado. ¿Significando qué? Que los cascos ya no tocaban la tierra, posiblemente la celebración de la trascendencia, o la espiritualidad.

El mayor entierro, de 100 metros de diámetro, no sólo contiene un difunto de la realeza, sino muchos de sus caballos colocados alrededor de la tumba central. Las alineaciones de las galerías con los montículos de piedra en los alrededores implica firmemente que este entierro tiene relaciones astrológicas y probablemente rituales.


Un examen de la grasa subcutánea de las momias tatuadas reveló que estaba libre de tinta, mientras que la capa más profunda del músculo estaba descolorida. Éstos tatuajes fueron creados cuando la persona era joven, antes de poner esa capa de grasa, más tarde en la vida.

Publicado por Atlantean Gardens

Otros artículos de interés:

No hay comentarios:

Publicar un comentario