miércoles, 18 de junio de 2014

Las antiguas pirámides y momias Arias de China

Después de años de controversia e intriga política, los arqueólogos utilizando pruebas genéticas han demostrado que los caucásicos recorrían la Cuenca del Tarim en China miles de años antes de que la gente del Este de Asia llegaran.


La investigación, la cual el gobierno chino ha retrasado en hacerla pública por preocupaciones de alimentar el separatismo Uigur Musulmán en su región occidental de Xinjiang, se basa en cúmulo de antiguos cadáveres resecos encontrados alrededor de la Cuenca del Tarim en las últimas décadas.


"Es lamentable que el tema ha sido tan politizado, ya que ha creado un montón de dificultades", Victor Mair, especialista en los antiguos cadáveres y co-autor de "Las momias de la Cuenca del Tarim", dijo a la AFP. "Sería mejor para todosel abordar esto desde un punto de vista puramente científico e histórico."


Los descubrimientos en la década de 1980 de la imperturbable "Bella de Loulan" de 4000 años de antigüedad, y el joven cuerpo del "Hombre de Charchan" de 3000 años de antigüedad, son legendarios en los círculos arqueológicos del mundo por sus asombrosos estados de conservación, y por la riqueza de los conocimientos que aportan a la investigación moderna.


En los círculos históricos y científicos, los descubrimientos a lo largo de la antigua Ruta de la Seda estaban a la par con la búsqueda de las momias egipcias. Pero, la preocupación de China por su dominio en el agitado Xinjiang, ha sido ampliamente percibido como un obstáculo para su más rápida investigación y mayor difusión de los resultados.

Los antiguos cadáveres, que evitaron la descomposición natural debido a la atmósfera y los secos suelos alcalinos en la cuenca del Tarim, no sólo han dado a los científicos una mirada a su biología física, sino que sus ropas, herramientas y rituales funerarios han dado a los historiadores un vistazo a la vida en la Edad de Bronce.

Los investigadores que han jugado un papel fundamental en dar a conocer los descubrimientos a los académicos occidentales en la década de 1990, han trabajado sin descanso para conseguir la aprobación de China para tomar muestras fuera del país para hacer pruebas genéticas definitivas. Una expedición en los últimos años logro recolectar 52 muestras con la ayuda de investigadores chinos, pero más tarde, los anfitriones de Mair cambiaron de parecer y sólo dejaron cinco de las pruebas ir fuera del país.

"Pasé seis meses en Suecia el año pasado sin hacer nada mas que la investigación genética", dijo Mair desde su casa en los EE.UU., donde enseña en la Universidad de Pennsylvania. "Mi investigación ha demostrado que en el segundo milenio antes de Cristo, las momias más antiguas, como la Bella de Loulan, fueron los primeros pobladores de la Cuenca del Tarim. Partir de la evidencia disponible, se ha encontrado que durante los primeros 1,000 años después de la Bella de Loulan, los pobladores de la Cuenca del Tarim eran sólo caucasoide".

Cabeza de una diosa, cultura Hongshan, China 3700-2500 AC
Los pueblos de Asia Oriental comenzaron sólo a aparecer en las partes orientales de la Cuenca del Tarim hace unos 3,000 años, dijo Mair, mientras que la gente Uigures llegaron tras el colapso del reinado Orkon Uigur, en gran parte basado en la actual Mongolia, alrededor del año 842.

"El ADN antiguo y el ADN moderno muestran que los Uigures, Kazajos, Krygyzs, los pueblos de Asia Central son todos una mezcla de la raza caucásica y el Este de Asia." 

"El ADN antiguo y moderno cuentan la misma historia", dijo. Mair espera publicar sus nuevos hallazgos en los próximos meses.

China sólo ha permitido los estudios genéticos en los últimos años, con un estudio en el 2004 realizado por la Universidad de Jilin, en el que también se encontró que el ADN de las momias tenían genes Europoides, fortaleciendo que los primeros pobladores del oeste de China no eran asiáticos del Este.

(Izquierda) Monje de ojos azules de Asia Central enseñando a un monje (derecha) de Este de Asia. 


Publicado por: Atlantean Gardens

Artículos relacionados:


Síguenos

No hay comentarios:

Publicar un comentario