sábado, 28 de noviembre de 2015

90% seguros de que existe una habitación secreta en la tumba de Tutankamón


Dos nuevos análisis realizados con un radar en la tumba del faraón Tutankamón han sugerido la existencia de una habitación secreta en la cámara, según ha anunciado este sábado el ministro egipcio de Antigüedades, Mahmoud Eldamaty.

Los expertos están seguros - aproximadamente al 90% - de la existencia de una habitación secreta, ha declarado el ministro en una rueda de prenca. Este descubrimiento vendría a confirmar la teoría del egiptólogo británico Nicholas Reeves, convencido de que no solo habría un cuarto secreto en la tumba del faraón, sino que en él descansarían los restos de la reina Néfertiti.

"Los resultados del examen con radar realizados en la pared norte (de la tumba de Toutankamón) son muy claros. Tengo razones para creer que esta habitación se extiende por un corredor, lo que nos llevaría a otra cámara funeraria", aseguró Eldamaty.

Según Egipto, "todas las pruebas" apuntan a que en dicho cuarto secreto se encontraría la tumba de Néfertiti.

Por el momento, ningún arqueólogo ha sido capaz de descubrir el sepulcro de la legendaria reina egipcia, que tuvo un papel en la política y la religión determinante en el siglo XIV antes de Cristo. Después de tres jornadas de trabajos de exploración con radares equipados con infrarrojos térmicos, Egipto estaría más cerca del descubrimiento del siglo.

La cámara funeraria de Tutankamón fue descubierta en 1922 por el arqueólogo Howard Carter, que encontró más de 5.000 objetos con más de 3.300 años conservados en perfecto estado.


Artículos relacionados:


Síguenos
Página Facebook
Twitter

Los invitamos a unirse a nuestro nuevo grupo de Facebook: Entre la Ciencia y el Espíritu

jueves, 26 de noviembre de 2015

7 Pirámides Ocultas en la Ciudad de México


Las pirámides mexicanas poseen un peculiar halo de misterio que pocas construcciones en el mundo tienen. En muchos de los vestigios que hoy quedan en la Ciudad de México se construyeron numerosos templos católicos, como una manera occidental de mirar el triunfo de una religión y otra. Y aunque las pirámides no necesariamente profesaron una religión sino un culto universal a lo esencial de la vida, gracias a la ayuda de nuestros antropólogos aún podemos visitar algunas de ellas y descubrir que, tal vez, su fuerza enérgica sigue siendo impresionante.

La siguiente lista pretende mostrarte las pirámides que se mantienen ocultas entre el caos vial y la selva de concreto capitalina, vestigios místicos que todavía resuenan muy en lo profundo de nuestra conciencia colectiva:

Pirámide del Cerro de la estrella



El cerro de la estrella, antiguamente conocido como Huixachtécatl  o “cerro de los espinos”, contiene una pequeña pirámide que se utilizaba para dar cabida a las ceremonias del Fuego Nuevo o los festejos del año nuevo en la cultura mexica. Según se sabe, a través de este ritual realizado con sacrificios humanos, los dioses permitirían que el hombre pudiera vivir otro nuevo ciclo. Este asentamiento data al preclásico mesoamericano (es una de las construcciones más antiguas que encuentras en la ciudad) y hasta la fecha se sigue conmemorando el año nuevo aquí así como también el viernes santo.

Pirámide del cerro Mazatépetl



Construcción teocrática edificada en honor a la tortuga jaguar, divinidad mítica de la fertilidad de la tierra. El cerro Mazatépetl también llamado “del judío”, se encuentra justo después de un arroyo, en el pueblo de San Bernabé Ocotepec en la Magdalena Contreras. La pirámide contiene, a los pies de su escalinata, la imagen de una tortuga con garras de jaguar y tres cruces en su cima, puestas en Semana Santa por algunos católicos como parte de ese extraño sincretismo religioso que profesa nuestra ciudad. Desde este lugar se puede también observar la Cuenca de México, sus fascinantes cordilleras que abrazan la ciudad.

Pirámide de Tequipa



Ubicado al sur de la ciudad, en el pueblo de Santo Tomás Ajusco en Tlalpan, está pirámide se encuentra edificada desde el postclásico tardío y hoy, a pesar de haber resistido a los cambios del tiempo, permanece abandonada y en deterioro a causa de sus habitantes aledaños. En su cima poseía una figura, un hermoso cofre prehispánico de basalto de nombre “El Cuartillo”, que fue extraída de ese lugar para llevarla al atrio de la iglesia de Santo Tomás Ajusco.

La Casa del viento o Templo Ehécatl



Se encuentra surrealmente enclavada en el metro Pino Suárez, conviviendo día a día con los transeúntes capitalinos que pasan por esta línea. Se trata de un pequeño adoratorio en honor al dios Ehécatl (aunque se sabe que en un principio también rindió culto a Tlaloc, dios de la lluvia), mismo que se le atribuían poderes enérgicos en torno al viento. Esta diminuta pirámide mide tan sólo 88m2, su hallazgo se hizo entre 1968 y 1970 cuando comenzó a construirse la línea de tren. El adoratorio de Ehécatl posee una forma peculiar: su fachada es de planta cuadrangular mientras que su parte posterior de planta circular, una especie de templo cilíndrico que, de acuerdo con documentos históricos, se podía llegar a ella a través de una entrada en forma de fauces de serpiente.

Pirámide de Cuicuilco



Cuicuilco fue una de las ciudades más antiguas del valle de México y se cree que tuvo relación con los antiguos olmecas, la cultura más arcaica de Mesoamérica. Sus vestigios están situados en el sur de la ciudad, en el cruce de Insurgentes Sur y Anillo Periférico. El recinto ceremonial fue destruido y abandonado debido a la erupción del volcán Xitle, sin embargo, fue la lava quien ayudó a preservar las ruinas. La pirámide de Cuicuilco es circular y está construida en el interior de una plaza con 110 metros de diámetro.

Debido a que la arqueología no puede entender muy bien ese plazo de tiempo, los investigadores sugieren que la construcción de la pirámide podría haber tenido lugar más recientemente, lo que también refiere que Cuicuilco no tiene 8000 años de edad, sino 2100 años de antigüedad. Sin embargo, la evidencia física encontrada en la pirámide, al igual que la gruesa capa de lava y el período en que se produjo la erupción, coloca la pirámide a unos 8000 años. El hecho de que la pirámide de Cuicuilco tenga alrededor de 8.000 años de edad, nos dice también que las pirámides originales podrían tener su origen en el continente americano, y tuvieron una expansión más adelante en la historia hacia otras tierras.

Ruinas de la pirámide de Mixcóac



En  San Pedro de los Pinos, en la esquina de la avenida San Antonio y Periférico, se encuentran los vestigios de un centro ceremonial dedicado al hombre que se convirtió en dios de la caza: Mixcóatl, cuyo significado –”víbora en la nube”–, suele traducirse como una metáfora en torno a la serpiente celeste, o la Vía Láctea. En un principio se encontraba cerca del Lago de Texcoco pero con la invasión española fue destruido. Aproximadamente en el año 1521, los mexicas lo reconstruyeron en esta zona, dando cabida a una serie de festividades liderados por músicos y danzantes de Tenochtitlán y Tlatelolco. Hoy esta pirámide no es más que ruinas, pero a sus orillas se llevan a cabo diversas actividades culturales en el Centro Cultural La Pirámide.

Templo Mayor



Sin duda no puede faltarnos el templo y pirámide más emblemática de Tenochtitlán, hoy la Ciudad de México. Esta pirámide era el centro absoluto de la vida religiosa azteca. Está situada en el centro de la ciudad junto a edificios coloniales y modernos, una mezcla brutal y a la vez fascinante. Este antiguo edificio comenzó a construirse en 1428. Aquí se reunían las ofrendas sagradas y los depósitos funerarios de los aztecas: en este lugar se hicieron miles de sacrificios humanos y tenía gran un valor simbólico para los enemigos del imperio.


Otros artículos de interés:

Síguenos
Twitter

Los invitamos a unirse a nuestro nuevo grupo de Facebook: Entre la Ciencia y el Espíritu

jueves, 12 de noviembre de 2015

Nikola Tesla predijo la aparición del 'smartphone'


En una entrevista que Nikola Tesla concedió hace casi un siglo, el famoso científico describió un dispositivo muy parecido a los actuales teléfonos inteligentes. Parece que el físico ya conocía de antemano los futuros avances tecnológicos.

El ingeniero Nikola Tesla (1856- 1943) es mundialmente conocido por crear dispositivos que funcionan con corriente alterna, sistemas multifase y un motor, que permitieron grandes avances industriales. De hecho, su apellido da nombre a las empresas Tesla Motors y Tesla Energy, de Elon Musk.

La revista 'Time' ha publicado fragmentos de una entrevista que Tesla ofreció a John B. Kennedy en 1926, en la que el científico predijo con sorprendiente exactitud la invención del 'smartphone'.

Así, Nikola Tesla declaró que:

 "cuando la tecnología inalámbrica de la telefonía y la televisión alcancen su perfección, la Tierra se volverá un enorme cerebro y podremos comunicarnos al instante, sin importar la distancia, mediante unos dispositivos increíblemente sencillos que llevaremos en el bolsillo".


Otros artículos de interés:


Síguenos
Twitter

Los invitamos a unirse a nuestro nuevo grupo de Facebook: Entre la Ciencia y el Espíritu

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Descubren un pequeño planeta dentro del Sistema Solar que insinúa a un mayor planeta oculto


A muchos les parecerá increíble, pero lo cierto es que nuestro Sistema Solar, el rincón que ocupamos en el Universo, guarda aún un buen número de sorpresas. Y una de ellas, un nuevo planeta, acaba de ser revelada por un grupo de astrónomos de la Institución Carnegie en Washington. Se trata de un objeto de entre 500 y 1.000 km de diámetro y que se encuentra tres veces más lejos del Sol que Plutón. De hecho, es el cuerpo más lejano descubierto hasta ahora dentro de nuestro propio sistema planetario. A la espera de un nombre, el nuevo miembro de nuestra familia planetaria ha sido designado como V774104.

Hará falta otro año completo de investigación para determinar con exactitud la órbita del nuevo mundo y sus demás características, aunque según sus descubridores, el objeto podría llegar a incluirse dentro de una clase emergente de 'objetos extremos' del Sistema Solar, con extrañas órbitas que hacen pensar en la influencia oculta de planetas ocultos aún mayores o, incluso, de otras estrellas cercanas.

"No podemos explicar las órbitas de esta clase de cuerpos a partir de lo que sabemos del Sistema Solar —explica Scott Sheppard, astrónomo de la Institución Carnegie, que anunció hoy el hallazgo durante una reunión de la Sociedad Astronómica Americana—. Actualmente, V774104 está a 15.400 millones de km. del Sol. O lo que es lo mismo, a 103 Unidades Astronómicas (UA)". Una UA es la distancia que separa la Tierra del Sol, y equivale a 150 millones de km. V774104, pues, está mucho más lejos del Sol que cualquier otro mundo conocido. Sheppard hizo su descubrimiento utilizando el telescopio japonés de 8 metros Subaru, en Hawaii.

Según cuál sea su órbita, el nuevo planeta enano podría ser incluído en dos 'clubs planetarios' diferentes. Si su recorrido le llevara, en algún momento, a estar más cerca del Sol, podría ser incluído en el grupo relativamente común de mundos helados cuyas órbitas están determinadas por la influencia gravitatoria de Neptuno. Pero si por el contrario su órbita nunca le llevara a acercarse al Sol, entonces entraría a formar parte directamente del exclusivo club al que, por ahora, solo pertenecen otros dos miembros: Sedna y 2012 VP113.

De hecho, estos dos planetas enanos nunca se acercan al astro rey a menos de 50 Unidades Astronómicas, y sus alargadas órbitas les llevan incluso a distancias superiores a las 1.000 UA. Sheppard los llama 'Objetos internos de la nube de Oort', para distinguirlos de los cuerpos helados del Cinturón de Kuiper, más cercanos, a distancias de entre 30 y 50 UA. La nube de Oort es una enorme región esférica densamente poblada de objetos y que rodea por completo al Sistema Solar, a miles de UA de distancia, marcando sus fronteras externas y el límite de la influencia gravitatoria del Sol.

Uno de los aspectos más interesantes de los objetos del interior de la nube de Oort es, precisamente, que la excentricidad de sus órbitas no puede ser explicada a partir de la estructura conocida del Sistema Solar. De hecho, los astrónomos están convencidos de que debe haber 'algo más' que perturbe esas órbitas hasta tal punto. Algo como un planeta gigante aún no descubierto que 'duerme' en lo más profundo de la nube, quizá un mundo expulsado hace miles de millones de años del Sistema Solar interno y que aún permanece en las proximidades, afectando con su enorme masa a las órbitas de los objetos cercanos —es decir, el famoso Planeta X.


Artículos relacionados:
Síguenos
Página Facebook
Twitter

Los invitamos a unirse a nuestro nuevo grupo de Facebook: Entre la Ciencia y el Espíritu

lunes, 9 de noviembre de 2015

Antiguo ADN Africano muestra masiva migración de regreso a África


El primer análisis genético de antiguos restos humanos en África sugiere una migración masiva desde el norte en la época del imperio egipcio, lo que ya se había sospechado una vez.

África es considerada la cuna de la diversidad genética humana, el lugar desde donde los humanos supuestamente se extendieron a todo el mundo.

Pero ahora parece que hubo una migración inversa, en la que los agricultores del Cercano Oriente y los antiguos reinos de lo que hoy es Turquía e Irak inundaron de nuevo el Cuerno de África. Trayendo nuevos cultivos a África, como el trigo y la cebada. Lo que sugiere que los inmigrantes ayudaron a desarrollar nuevas formas de agricultura en la región.

El porque lo hicieron sigue siendo un misterio.

La evidencia de su regreso, la que se ha publicado en la revista Science, proviene de un análisis del ADN de un cráneo de un hombre enterrado boca abajo hace 4,500 años en una cueva llamada Mota, en las tierras altas de Etiopía, una cueva lo suficientemente fría y seca para preservar su ADN durante miles de años.

Al comparar el antiguo genoma con el ADN de los africanos modernos, el equipo consiguió demostrar que no sólo las poblaciones del este de África hoy en día tienen hasta un 25% de ascendencia euroasiática por este evento, sino que las poblaciones africanas en todos los rincones del continente --desde el lejano oeste hasta el sur-- tienen por lo menos un 5% de su genoma trazable con la migración de Eurasia.

Los investigadores describen los hallazgos como evidencia de que el evento de "reflujo" fue de mucho mayor en tamaño e influencia de lo que se pensaba. La ola masiva de migración fue tal vez equivalente a más de un cuarto de la entonces población del Cuerno de África, alcanzando la zona y dispersándose luego genéticamente a través de todo el continente.

Encontrar ADN antiguo de alta calidad supone tener mucha suerte, según el doctor Ron Pinhasi, coautor de la University College de Dublín, que dice: "Es difícil obtener restos que se han conservado adecuadamente. Cuanto más denso es el hueso, más probabilidades hay de encontrar ADN que ha quedado protegido de la degradación, por lo que los dientes se utilizan a menudo, pero encontramos un hueso mejor, el peñasco". Se trata de una parte gruesa del hueso temporal en la base del cráneo, justo detrás de la oreja.

 "La secuenciación de genomas antiguos todavía es muy nueva y está cambiando la forma en la que reconstruimos los orígenes humanos --añade Manica--. Estas nuevas técnicas seguirán evolucionando, lo que nos permitirá obtener una comprensión cada vez más clara de quiénes eran nuestros primeros ancestros". El estudio fue realizado por un equipo internacional de investigadores, con el permiso del Ministerio de Cultura de Etiopía y la Autoridad de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural.


Artículos relacionados:

Síguenos
Página Facebook
Twitter

Los invitamos a unirse a nuestro nuevo grupo de Facebook: Entre la Ciencia y el Espíritu

jueves, 5 de noviembre de 2015

Hoy comienza el análisis de las cámaras ocultas en la tumba de Tutankamón


Hoy comienzan las labores de escaneado en las paredes norte y oeste de la célebre tumba de Tutankamón según anunció ayer, miércoles el Ministerio de Antigüedades egipcio. El sepulcro intacto que descubrió Howard Carter el 4 de noviembre de 1922, con más de 5000 objetos en su interior, sigue llamando la atención de los investigadores ya que podría albergar un gran descubrimiento.

El arqueólogo británico Nicholas Reeves intuye que tras las paredes mencionadas podría hallarse la tumba de Nefertiti. El escaneo se prolongará durante dos días. "Hace unas semanas ya hicimos un examen visual. Ahora comenzamos la segunda etapa, la del escáner. Llevará unos días dependiendo de las dificultades que se hallen".

Las nuevas pruebas no invasivas a las que será sometida la tumba serán realizadas por la facultad de Ingeniería de la Universidad de El Cairo y el Instituto para la Preservación e Innovación en Patrimonio -con sede en París-, las dos instituciones que presentaron a finales de octubre un ambicioso proyecto para escanear en los próximos meses cuatro pirámides de las necrópolis de Giza y Dashur tal y como regoció la web de la revista Enigmas hace un par días.

Dos expertos, uno egipcio y otro japonés, participarán en el prometedor proceso y -una vez concluida la investigación sobre el terreno- cruzarán los datos, según ha avanzado Mustafa al Waziri, máximo responsable del ministerio en la ciudad sureña de Luxor, ciudad situada a unos 600 kilómetros al sur de El Cairo.

La última morada del faraón Tutankamon se someterá a la termografía por infarrojos, usada para detectar la pérdida de energía en los hogares mal aislados. Se medirá así la radiación de energía que emite la tumba en busca de nuevos corredores y estancias.

En una multitudinaria rueda de prensa, el ministro egipcio de Antigüedades Mamduh el Damati se mostró esperanzado. "Después de la visita creo que hay entre un 60 y un 70% de probabilidades de que hallemos nuevas cámaras en la tumba de Tutankamón". El objeto de discordia sigue siendo quien reposaría en la habitación oculta de la tumba. "Reeves cree que se trata de Nefertiti. Yo no estoy seguro", subrrayó Mamduh el Damati.


Artículos relacionados:


Síguenos
Página Facebook
Twitter

Los invitamos a unirse a nuestro nuevo grupo de Facebook: Navegando entre la Ciencia y el Espíritu

martes, 3 de noviembre de 2015

La NASA difunde imágenes de misteriosas figuras de una antigua civilización


La NASA ha revelado imágenes satelitales que revelan extrañas figuradas geométricas grabadas cerca de un antiguo asentamiento neolítico en el valle de Turgai, norte de Kazajistán, que habrían sido construidas por antiguas civilizaciones hace unos 8.000 años.

Son pequeños montículos de tierra y madera que juntas forman círculos, cruces tipo esvásticas,  o líneas rectas de tamaños similares a un campo de fútbol y son perceptibles solamente desde el aire.

Según el diario neoyorquino, las figuras, que se erigen unos 90 centímetros de altura, habrían sido utilizadas para llevar a cabo rituales o para para observar y seguir los movimientos del Sol, de una manera similar a la del templo megalítico de Stonehenge, Reino Unido. Estos jeroglíficos fueron descubiertos en 2007, pero ahora la NASA se ha unido a su investigación con la esperanza de descifrarlos.




Síguenos
Twitter

Los invitamos a unirse a nuestro nuevo grupo de Facebook: Navegando entre la Ciencia y el Espíritu

'Sangriento' hallazgo en Guatemala revela un escalofriante ritual de los mayas


Puntas de flecha con sangre humana encontradas en Guatemala han revelado los sangrientos rituales que los mayas realizaban hace 500 años para transmitir "fuerza vital" a sus dioses.

Nathan Meissner y Prudence Rice, dos científicos de la Universidad del Sur de Illinois Carbondale, EE.UU., han examinado 108 puntas de flecha encontradas durante los últimos 20 años en el departamento guatemalteco de Petén, que datan de los años 1.400–1.700, comunica el portal LiveScience.

Con la ayuda de técnicas especiales los expertos lograron detectar antiguos restos de sangre en 25 puntas, como así también los tipos de especies de los que provenía. Dos objetos tenían sangre humana mientras que el resto, mezcla de sangre de varios animales, incluidos roedores, aves, conejos y gatos.

Según los científicos, el hallazgo de la sangre humana apunta a un ritual que los mayas realizaban hace 500 años en un templo de Zacpetén en Guatemala. Durante la ceremonia los participantes se cortaban probablemente en el lóbulo de la oreja, la lengua o los genitales con la punta de una flecha para que se derramara la sangre.

Los mayas creían que a través de la sangre la persona transmitía la "fuerza de la vida" a los dioses. Los investigadores aseguran que el rito fue de carácter voluntario y los participantes sobrevivían después del mismo.


Síguenos
Twitter

También los invitamos a unirse a nuestro nuevo grupo de Facebook: Navegando entre la Ciencia y el Espíritu