miércoles, 30 de septiembre de 2015

El mito de la caverna de Platón


El mito de la caverna (también llamado alegoría de la caverna) es una explicación metafórica, ideada por el filósofo griego Platón, sobre la situación del ser humano ante el conocimiento.

En la narración del mito, Platón nos presenta a varios hombres prisioneros en una caverna. Al estar atados por el cuello, no pueden girar su cabeza y solo alcanzan a ver el fondo de la estancia. Detrás de ellos hay una hoguera que ilumina la cueva, y un pasillo por el que circulan hombres con todo tipo de objetos. Las sombras de estos últimos se proyectan en el fondo de la caverna, y esto es lo que ven los encadenados: proyecciones que confunden con la realidad.

El mito de la caverna da un giro cuando uno de los prisioneros es liberado, sale de su ‘prisión’ y comprueba que la realidad es otra(este sería el filosofo), con un mundo de ideas que "proyectan" lo que nosotros llamaríamos lagos, árboles, animales(todas las cosas)… Este mundo representaría el mundo de las ideas de Platón, donde estas las ideas esenciales de cada cosa en el mundo, donde también están las ideas matemáticas, luego ideas mas puras como la de belleza, justicia, etc; la mas pura de todas que es la idea de "BIEN", representada en el mito como el sol, es una idea tan pura que con solo contemplarla nos quema los ojos.

Feliz con su averiguación, el prisionero liberado vuelve con sus antiguos compañeros para relatarles que fuera de la caverna se encuentra la realidad, y que lo que ven no son sino sombras.

¿Cuál es la reacción de quiénes aún permanecen en la caverna? Se ríen del liberado. Piensan que la luz le ha cegado, que por eso dice tales cosas. Para demostrar lo contrario, el citado hombre libre trata de quitar las cadenas al resto, pero estos se niegan y amenazan con matarle.

El mito de la caverna de Platón pretende afirmar que muchos vivimos cómodos en el engaño, cuando hay una realidad ahí afuera esperándonos. Ese sería el objetivo de la filosofía para Platón.


Otros artículos de interés:

Síguenos

lunes, 28 de septiembre de 2015

La NASA confirma: hay agua liquida en la superficie de Marte

"Hay agua líquida hoy en la superficie de Marte", dijo Michael Meyer, científico principal en el programa de exploración de Marte de la NASA, al The Guardian. "Debido a esto, sospechamos que es al menos posible tener un entorno habitable en la actualidad."


La NASA anunció este lunes que resolvió "el misterio de Marte" y que ahora puede afirmar que existe agua líquida "bajo determinadas circunstancias" en la superficie del planeta rojo.

Los científicos de la NASA dicen que este descubrimiento es particularmente significativo en la búsqueda de vida en el planeta.

"Nuestra jornada en Marte ha sido 'sigue el agua', buscando vida en el universo, y ahora tenemos evidencia científica que confirma lo que hemos sospechado desde hace algún tiempo", dijo John Grunsfeld, astronauta y miembro del equipo. “Este es un desarrollo importante que confirma que hay agua –aunque salobre– en la superficie de Marte hoy", añadió.


Las líneas que recorren las montañas hacia abajo, explica la NASA, han sido vinculadas a la existencia de agua desde hace algún tiempo. Este nuevo hallazgo de sales hidratadas en estas lomas podría explicar las líneas oscuras. Según la NASA, las sales hidratadas podrían bajar el punto de congelación de la salmuera, de la misma forma que la sal ayuda a descongelar las vías. Los científicos creen que hay un flujo intermitente a poca profundidad de la superficie y que una pequeña cantidad de agua sale y explica el oscurecimiento.

La NASA tiene programado enviar humanos a Marte para la década de 2030 y actualmente está desarrollando capacidades para lograr que en el futuro sea posible viajar al espacio a largo plazo.



Síguenos

jueves, 10 de septiembre de 2015

Homo naledi, una nueva especie humana descubierta en Sudáfrica


Una antigua especie humana salió a la luz en una gruta de Sudáfrica donde fueron exhumadas las osamentas de 15 homínidos, un hallazgo "extraordinario" que destaca la complejidad de la historia humana, anunciaron el jueves investigadores internacionales.

Los fósiles fueron encontrados en una cueva de difícil acceso en Maropeng, cerca de Johannesburgo.

"Estoy feliz de presentar una nueva especie del género humano", declaró Lee Berger, investigador de la Universidad de Witwatersrand de Johannesburgo, durante una rueda de prensa en Maropeng.

En el 2013 y el 2014, científicos exhumaron más de 1.550 huesos pertenecientes a al menos 15 individuos, incluidos bebés, adultos jóvenes y mayores. Todos presentaban una morfología homogénea, pero todavía no han sido datados.

Este descubrimiento "extraordinario", según el Museo de Historia Natural de Londres, supone la mayor muestra de fósiles de homínidos jamás exhumados en África.

La nueva especie fue bautizada Homo naledi y clasificada dentro del género Homo, al que pertenece el hombre moderno.


¿Cómo era el Homo naledi? "Tenía un cerebro minúsculo del tamaño de una naranja y un cuerpo muy esbelto", declaró John Hawks, investigador de la Universidad de Wisconsin-Madison y autor de un artículo publicado el jueves en la revista científica eLife. Medía de media 1,5 metros y pesaba 45 kilos.

Sus manos "permiten suponer que tenía la capacidad de manejar útiles", sus dedos estaban muy curvados, mientra que es "prácticamente imposible distinguir sus pies de los de un hombre moderno", precisa un comunicado conjunto de la Universidad de Wits, la National Geographic Society y el Ministerio sudafricano de Ciencia.

"Sus pies y sus largas piernas indican que estaba hecho para caminar durante mucho tiempo".

Las osamentas exhumadas en Sudáfrica suponen un desafío para los investigadores. Complican un poco más el tablero de los homínidos, pues la especie descubierta presenta tanto características propias de los homínidos modernos como de los antiguos.


"Algunos aspectos del Homo naledi, como sus manos, sus muñecas y sus pies, están muy próximos a los del hombre moderno. Al mismo tiempo, su pequeño cerebro y la forma de la parte superior de su cuerpo son más próximos a los de un grupo prehumano llamado australopithecus", explicó el profesor Chris Stringer, del Museo de Historia Natural de Londres.

"La mezcla de características del Homo naledi destaca una vez más la complejidad del árbol genealógico humano y la necesidad de llevar a cabo investigaciones más exhaustivas para comprender la historia y los orígenes últimos de nuestras especies", consideró Chris Stringer.


Los investigadores se preguntaron también por las razones por las que las osamentas se encontraban en esta cámara de difícil acceso, en la entrada de una cueva ya conocida. El túnel para acceder a esta es tan empinado y tan estrecho, que sólo los investigadores de cuerpo más menudo consiguieron alcanzar el lugar del hallazgo.

La estancia "siempre ha estado aislada de las otras habitaciones y nunca estuvo en contacto con la superficie", según el comunicado.

"Hemos imaginado varios escenarios, incluido la posibilidad del ataque de un carnívoro desconocido, una muerte accidental o una trampa", explicó Lee Berger. "Hemos llegado a la conclusión de que el escenario más plausible es que los cuerpos fueron depuestos voluntariamente en este lugar". Una práctica que "atestigua un comportamiento sorprendentemente complejo para una especie humana 'primitiva'", concluyó el profesor Stringer.

Lee Berger asegura que "la estancia donde fue hallado el Homo naledi todavía no ha revelado todos sus secretos, pues podría haber todavía centenares, incluso miles, de fósiles de Homo naledi por exhumar".

Síguenos

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Algunos científicos si creen que el "Planeta X" es real


La sonda New Horizons de la NASA está ahora en otra misión: buscar en el Cinturón de Kuiper el misterioso "Planeta X". Hasta ahora parecía que el Planeta X era sólo una leyenda, pero la situación esta cambiando drásticamente, ya que algunos científicos han comenzado a creer también que este misterioso planeta podría realmente existir en alguna parte en el Cinturón de Kuiper, un campo de escombros situado en el borde exterior del sistema solar.

Los teóricos de la conspiración tienen una razón para alegrarse ahora, ya que sus reclamos están siendo finalmente tomados en serio. Para comprobar la hipótesis, ahora se ha enviando la nave espacial New Horizons de la NASA para investigar un misterioso objeto en el Cinturón de Kuiper. Por ahora, a partir de imágenes recibidas del telescopio, el objeto parece ser una gran roca helada.

Hasta ahora se han descubierto 1,500 objetos en el Cinturón de Kuiper. La mayoría de ellos son bastante pequeños, muchos no califican para el estatus de planeta, otros simplemente califican para un estatus de planeta enano. Sin embargo, algunos científicos teorizan que un gran planeta podría estar en el Cinturón de Kuiper.

Teniendo en cuenta algunos efectos inexplicables producidos en la Tierra y en todo el sistema solar, el planeta podría ser potencialmente más grande que la Tierra, y aún más grande que algunos de los planetas gigantes de gas como Neptuno.

Ahora no sólo los teóricos de la conspiración son los que proponen la existencia del Planeta X. Un informe que apareció en la prestigiosa revista Nature en el 2014 está recopilando pruebas del Observatorio Gemini de Hawai, el que indica que podría haber un "perturbador" en los bordes del sistema solar, un gran objeto gravitatoriamente inquietante.

El primero en proponer la existencia del Planeta X fue Percival Lowell, un bostoniano, fundador de un observatorio en Arizona. El estaba tratando de explicar la órbita única de Urano, la que creía que estaba siendo afectada por un gran objeto situado en los límites de nuestro sistema solar.

Desde entonces, el misterioso planeta se ha convertido en un "santo grial" para los astrónomos. Tomando en consideración el hecho de que el planeta no produce su propia luz y su distancia de la Tierra, la búsqueda por el Planeta X no ha sido una tarea fácil. Sin embargo, algunas firmas gravitacionales sugieren, que el planeta podría ser real.

La comunidad convencional astronómica está de acuerdo en que no existe el Planeta X. Sin embargo, recientemente el tema sobre el Planeta X ha sido revivido por una minoría de astrónomos que están tratando de explicar las anomalías observadas en el Sistema Solar exterior.

En la cultura popular, se cree que la existencia del Planeta X ha sido cubierta. El Planeta X es también conocido en la comunidad como Nibiru.


Artículos relacionados: