lunes, 12 de mayo de 2014

La Princesa Sumeria Puabi

El arqueólogo británico Leonard Woolley descubrió la tumba del Puabi, la que fue excavada por su equipo en el "Cementerio Real de Ur" entre 1922 y 1934.

La tumba de Puabi era claramente única; no sólo por la gran cantidad de ajuares de alta calidad bien conservados, sino también porque su tumba no había sido tocada por los saqueadores a través de los milenios.

El examen forense de sus restos, llevados a cabo por el Museo de Historia Natural de Londres, indicaron que ella era cerca de 40 años de edad cuando murió, y era de un poco menos de cinco pies de altura.

Su nombre y título se conocen por la inscripción en uno de los tres sellos cilíndricos que se encontraban con su persona. Ella es más comúnmente identificada con el título de "nin" o "eresh", una palabra Sumeria que puede denotar a una reina o sacerdotisa. Hoy en día el nombre común utilizado es Puabi, el que en acadio significa "palabra de mi padre".

En la temprana Mesopotamia, las mujeres, incluso las mujeres de la élite, eran descritas en general en relación con sus maridos. Por ejemplo, la inscripción en el sello del cilindro de la esposa del gobernador de la ciudad-estado de Lagash (al este de Ur) se lee "Bara-namtara, esposa de Lugal-anda, gobernante de la ciudad-estado de Lagash." El hecho de que Puabi se identifica sin la mención de su marido puede indicar que ella era reina por derecho propio. Si es así, probablemente reinó antes de la época de la primera dinastía de Ur, cuyo primer gobernante se le conoce en la Lista de Reyes Sumerios como Mesannepada.

El cementerio fue excavado originalmente afuera de las murallas de la ciudad de Ur, los muros de la ciudad más grande de Nabucodonosor se construyeron unos 2,000 años más tarde. Se encontraron unos 1,840 entierros, que datan a alrededor de 2600 A.C. Habían desde entierros simples hasta tumbas elaboradas en forma de cúpula con rampas. Woolley llamó "Tumbas Reales" a dieciséis de los primeros entierros, debido a la riqueza en ajuares, la presencia de cámaras funerarias y los cuerpos de los asistentes que al parecer habían sido sacrificados.

Esta fotografia da una idea de la profundidad a la que las tumbas fueron enterradas.

La mayoría de los espectaculares tesoros de Las tumbas reales de Ur provenían de la cámara funeraria de Puabi, la que no habían sido saqueada por los ladrones de tumbas.


La Reina Puabi era menos de cinco pies de altura, con registro de 4'11", y era claramente una mujer de estado importante, dada la riqueza y abundancia de sus bienes, y el número de hombres y mujeres que fueron sacrificados para servir a ella en el otra vida. Puabi estaba rodeada de sus pertenencias personales, la más rica encontrada en cualquier tumba Sumeria. Enterrada con ella estaban los cuerpos de 26 asistentes, hombres y mujeres, y un equipo de bueyes enganchados a un carro procesional decorado.


Publicado por Atlantean Gardens


Otros artículos de interés:

3 comentarios:

  1. buen dia

    mi pregunta es si ya se le realizo el ADN a la reina? por que no lo quieren hacer.

    ResponderEliminar
  2. porque se destruiría el mito del darwinismo, las mentiras que creó una raza para esclavizara sus semejante. El museo natural de Londres no ha autorizado la prueba de ADN.

    ResponderEliminar