miércoles, 23 de diciembre de 2015

La Cordillera Central del Atlántico y la Atlántida


Ignatius Donnelly (1831-1901), miembro del Congreso y autor del libro "Atlantis, el Mundo Antediluviano", afirmó que la Atlántida se encontraba "más allá de las columnas de Hércules", proponiendo una interpretación literal al relato de Platón. El señaló que toda civilización se difunde hacia el exterior desde una fuente central, mencionando que existe un continente al otro lado del Atlántico, más allá de donde la Atlántida estaba situada, y describió al Mediterráneo 'como un puerto' en comparación con el resto del océano. Donnelly otorga  mucha importancia a la cordillera en medio del Atlántico, al que cuando miramos sin el océano que lo cubre, se ve sugestivamente como una enorme masa continental, con partes todavía expuestas fuera del agua cerca de las islas Azores.

Helena P. Blavatsky (1831-1891), fundadora del movimiento Teosófico y autora del libro "Isis sin Velo", también transmitió la idea de que la cordillera central del Atlántico es parte de lo que una vez fue considerado ser la Atlántida, ahora sumergida bajo el aumento del nivel del mar debido al derretimiento de los glaciares de la edad de hielo:

"La ELEVADA CORDILLERA en la cuenca del Atlántico, a 9,000 pies de altura, la que recorre una distancia de tres mil millas hacia el sur desde un punto cercano a las islas británicas hacia América del Sur, y que luego se desplaza en una línea sudeste hacia la costa africana, es un vestigio de un continente del Atlántico". - Helena Petrovna Blavatsky

Blavatsky también nos dice que el gran continente de la Atlántida no se hundió todo a la misma vez, sino en cuatro etapas, su último pequeño remanente era una isla llamada Poseidonis, la que terminó finalmente sumergiéndose hace unos 12,000 años:

"La famosa isla de Platón, no era más que un fragmento de este gran Continente. El último cambio importante se produjo hace unos 12,000 años, y fue seguido por la sumersión de la pequeña atlántica de Platón, la que él llama Atlantis después del continente pariente." - Helena Petrovna Blavatsky

Durante la última glaciación (Pleistoceno Tardío, hace unos 16,000 años) los niveles globales del mar eran de por lo menos 120 metros (400 pies) más bajos de lo que son en la actualidad, exponiendo mucha más extensión territorial de las islas, como las Islas Canarias y las Azores, las que todavía se encuentran por encima del agua, cerca de la cordillera en el medio del Océano Atlántico.


Escrito por Robert Sepehr

Robert Sepehr es un escritor estadounidense, productor y antropólogo físico. Se especializa en la lingüística, arqueología y paleobiología homínida. Un duro crítico de la teoría Fuera de África, Sepehr a menudo da argumentos difusionistas alternativos que implican a civilizaciones antediluvianas avanzadas, sociedades ocultistas secretas, mitología antigua, alquimia y astroteología.








Artículos relacionados:


Síguenos

Los invitamos a unirse a nuestro nuevo grupo de Facebook: Entre la Ciencia y el Espíritu

No hay comentarios:

Publicar un comentario