viernes, 18 de abril de 2014

Operación Paperclip 卐

Un gran número de Nazis encontraron un refugio seguro en los Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial.

Las agencias de inteligencia de Estados Unidos, como la CIA, ayudaron a los científicos alemanes a llegar a los EE.UU. para desarrollar armas, de acuerdo con The New York Times, en una misión llamada Operación Paperclip.

El objetivo de la operación era, en parte, el evitar que los científicos Nazis cayeran en manos de las fuerzas soviéticas.

Los estadounidenses estaban particularmente interesados ​​en los científicos especializados en la aerodinámica, cohetes, energías alternativas, medicina, armas y las reacciones químicas.

El periódico ha publicado un informe de 600 páginas en el Internet.

El Departamento de Justicia se había resistido a publicar el informe durante cuatro años. Fué hasta que el periódico amenazó con llevar el asunto ante el tribunal cuando el documento fué puesto finalmente a disposición de los periodistas del New York Times.

El inició de la NASA: un grupo de científicos de la elite Nazi en cohetes (ingenieros aeroespaciales) en Fort Bliss, Texas

La Operación Paperclip fue el nombre en clave bajo el cual la inteligencia de EE.UU. y los servicios militares extrajeron científicos de Alemania, durante y después de las etapas finales de la Segunda Guerra Mundial. El proyecto originalmente fue llamado Operación Tormenta.

De particular interés eran los científicos especializados en la aerodinámica y la cohetería (como aquellos envueltos en los proyectos V-1 y V-2), las armas químicas, tecnología de la reacción química y la medicina. Éstos científicos y sus familias fueron llevados secretamente a Estados Unidos, sin la revisión y aprobación del Departamento de Estado; su servicio para el Tercer Reich de Hitler, NSDAP y la SS, así como su clasificación como criminales de guerra o amenazas a la seguridad los descalificaba para la obtención oficial de visas. Un objetivo de la operación era la captura y supresión de la tecnología de energía libre OVNI  alemana, así como el dirigir al Ejército de EE.UU. a destruir el equipo avanzado científico aleman para evitar que el Ejército Soviético lo capturara.

De los miles de Nazis a los que se les dio refugio seguro, cientos de científicos de élite fueron distribuidos a el White Sands Proving Ground, Nuevo México, Fort Bliss, Texas, y Huntsville, Alabama, para trabajar en misiles guiados y tecnología de misiles balísticos. Ésto a su vez condujo a la fundación de la NASA, y del programa de EE.UU. ICBM. Gran parte de la información en torno a la Operación Paperclip aún permanece clasificada, seguramente lo relacionado con la tecnología alternativa de platillo, la que se rumorea que fue desarrollada en el Área 51.

Separado de Paperclip hubo un aún más secreto esfuerzo para capturar los secretos nucleares alemanes, equipamiento y personal (Operación Alsos). Otro proyecto estadounidense (TICOM) reunió a expertos alemanes en la criptografía. La Oficina de Minas de EE.UU. empleo científicos en combustible sintético aleman en una planta química de Fischer-Tropsch en Louisiana, Missouri, en 1946. A principios de 1950, la residencia legal de EE.UU. para algunos de los especialistas del Proyecto Paperclip se efectuó a través del consulado de EE.UU. en Ciudad Juárez, Chihuahua, México; por lo tanto, los científicos Nazis ingresaron legalmente a Estados Unidos desde América Latina.

A lo largo de sus operaciones hasta 1990, la Operación Paperclip importó y utilizó miles de hombres Nazi, cómo parte de las "reparaciones intelectuales" los Estados Unidos y el Reino Unido, ganaron unos $100 mil millones en patentes y procesos industriales.


Publicado por Atlantean Gardens

Artículos relacionados:

Síguenos

Los invitamos a unirse a nuestro nuevo grupo de Facebook: Entre la Ciencia y el Espíritu

No hay comentarios:

Publicar un comentario