viernes, 25 de abril de 2014

Las Leyendas Dogón de África Occidental

Situados en Malí, África Occidental, los Dogón tiene una rica cultura que data alrededor de 3200 AC, y se cree que son un grupo étnico descendiente de una mezcla híbrida entre los antiguos egipcios del norte de África con varias otras poblaciones tribales del África subsahariana.

Las tradiciones profundamente arraigadas del pueblo Dogón hablan de los Nommos, quienes visitaron desde una estrella compañera de Sirio. Los Nommos son conocidos como seres avanzados, quienes también han aparecido en numerosos mitos relacionados encontrados en la cultura Sumeria y otras culturas Mesopotámicas.

La estrella compañera de Sirius tiene una órbita elíptica de 50 años, y no es visible a simple vista. Según algunas investigaciones, los astrónomos modernos no sabían de la existencia de esa estrella compañera hasta que el mito Dogón fue descubierto. Ellos nos dicen cómo los Nommos compartieron el conocimiento de Sirius con ellos, dejando varios artefactos. Uno de estos artefactos representa la constelación de Sirius, y las pruebas de carbono lo datan a 400 años, un poco más de 230 años antes de que los astrónomos sospecharan de la existencia de la estrella compañera.

El pueblo Dogón fue documentado por primera vez en un estudio de varios años realizado por el antropólogo Marcel Griaule. En sus notas de investigación, encontramos conversaciones entre Griaule y un anciano Dogón llamado Ogotemmêli, quien habla de múltiples estrellas compañeras en el sistema de Sirio.

Hay entradas que sugieren que los Nommos visitaron en una nave estelar muy grande en varias ocasiones, y las notas también indican que el pueblo Dogón conocía la existencia de los anillos de Saturno, y las muchas lunas de Júpiter.

Cada 60 años la gente Dogon celebra el ciclo de Sirio A y B, el que levanta más preguntas considerando el ciclo de 50 años de Sirius B.

Losconocimientos Dogón mencionan otra estrella en el sistema, la que se llamaría Sirius C si es confirmada por los telescopios modernos. Se cree que los Nommos habitan un planeta orbitando alrededor de Sirio C, aunque la ciencia convencional no considera a la constelación de Sirius el ser un candidato ideal para la vida.

Credo Mutwa, el chamán zulú o "sanusi" de 94 años de Sudáfrica, aclama que la imagen que dibujo de seres altos, rubios y de ojos azules, habían sido vistos por las tribus africanas en todo el continente mucho antes de que los europeos blancos llegaran. Credo, quien es el historiador oficial de la nación Zulú, dijo que cuando los europeos llegaron por primera vez, los africanos creyeron que se trataba de el regreso de estos mismos "dioses" blancos, a quienes llamaron los Mzungu. Como resultado ellos llamaron a los colonos europeos por el mismo nombre, el que todavía es utilizado hoy en día. (Los dibujos de Credo a continuación).


Esto fue en gran medida la misma reacción de los pueblos centroamericanos, cuando Cortés y su comitiva española invasora llego en 1519, pensando que se trataba del regreso de su dios Quetzalcoatl, otro dios descrito como alto, barbudo y con penetrantes ojos azules.


El Dios Serpiente Emplumada aparece en muchas culturas antiguas y leyendas mesoamericanas. Fue llamado Viracocha por los Incas, Kukulcán por los Mayas, Quetzalcóatl por los Aztecas, Gucumatz en Centroamérica, Votan en Palenque y Zamna en Izamal. Él y sus "hombres" son descritos generalmente barbudos, con piel blanca y ojos azules profundos.


Publicado por Atlantean Gardens


Otros artículos de interés:

2 comentarios:

  1. los nommos son los gloduckianos de los que hablo matias de stefano ._.

    ResponderEliminar