lunes, 21 de abril de 2014

Nan Madol: Megalitos en Micronesia

En la isla Micronesia de Pohnpei, existe una misteriosa ciudad de piedra en ruinas, conocida como la "Venecia del Pacífico". Hasta hoy, no se sabe cómo se construyó la ciudad, la que está formada por enormes bloques de piedra, ya que ninguno de los pueblos que viven en la zona han sido conocidos por poseer la organización o los conocimientos necesarios para lograr tal hazaña.


Nan Mandol puede ser conectado a todo tipo de leyendas, de los continentes perdidos de Lemuria o Mu, la magia negra, la brujería y los extraterrestres. Así que se trata, de un verdadero complejo mundial de ruinas de origen misterioso. La leyenda de la gente local dice, que el complejo fue construido por dos hechiceros con la ayuda de un dragón.


La ciudad, construida en una laguna, se compone de una serie de pequeñas islas artificiales unidas por una red de canales. El centro del sitio, con sus paredes de piedra encierra un área de aproximadamente 1.5 km de largo por 0.5 km de ancho, y contiene cerca de 100 islotes artificiales, piedra y coral llenan plataformas, rodeada por canales de marea. El nombre de Nan Madol significa "entre espacios" y es una referencia a los canales que atraviesan las ruinas.

Poco se puede verificar sobre la gran piedra de la construcción megalítica.

La tradición Pohnpeiano, aclama que los constructores del complejo Lelu en Kosrae (igualmente compuesto por enormes edificios de piedra) emigraron a Pohnpei, donde utilizaron sus habilidades y experiencia para construir el complejo aún más impresionante de Nan Madol.

Sin embargo, esto es poco probable: la datación del radiocarbono indica que Nan Madol pre-data a Lelu.

Como Lelu, uno de los propósitos principales de la construcción de una ciudad separada, era la de aislar a la nobleza de la gente común.

Según la leyenda Pohnpeiana, Nan Madol fue construido por unos hermanos gemelos hechiceros, que llegaron en una gran canoa en buscan de un lugar para construir un altar para adorar al dios de la agricultura. Después de varios intentos fallidos, los dos hermanos construyeron con éxito un altar frente a la isla Temwen, donde realizaron sus rituales.

En la leyenda, estos hermanos levitaron las enormes piedras con la ayuda de un dragón volador. Cuando uno de los hermanos hechiceros murió de edad avanzada, el otro se casó con una mujer de la localidad y engendró doce generaciones, la producción de otros dieciséis gobernantes del Dipwilap ("Gran") clan.


Los fundadores de la dinastía gobernaron amablemente, aunque sus sucesores plazaron demandas cada vez mayores a sus súbditos. Su reinado terminó con la invasión de Isokelekel, quien también residía en Nan Madol, aunque sus sucesores abandonaron el sitio. En 1985 las ruinas de Nan Madol fueron declaradas Monumento Histórico Nacional. En la actualidad, se está haciendo un mayor esfuerzo para preservarlas.

Publicado por: Atlantean Gardens


Otro artículo de interés:


Síguenos

No hay comentarios:

Publicar un comentario