martes, 22 de abril de 2014

El Templo más Antiguo del Mundo

Pre-datando a Stonehenge por 6000 años, Gobekli Tepe da un vuelco y rompe la visión convencional de la aparición de la civilización. Encontrado enterrado bajo una antigua ciudad en el sureste de Turquía, uno de los descubrimientos arqueológicos más sorprendentes de nuestro tiempo: enormes piedras talladas a más de 11,000 años de antigüedad, diseñadas y organizadas por los hombres prehistóricos quienes todavía no habían desarrollado herramientas de metal o incluso la cerámica.

Estas estructuras megalíticas impresionantes son más de 8,000 años más antiguas que el Rey Tutankamón, y se podría tratar del templo más antiguo del mundo.

Gobekli Tepe fue primero examinado, y rechazado, por los antropólogos de la Universidad de Chicago y la Universidad de Estambul en la década de 1960.

Como parte de una encuesta de la región, visitaron la colina, vieron algunas losas rotas de piedra caliza, y asumieron que el montículo solo se trataba nada más de un cementerio medieval abandonado.

No fue sino hasta 1994, que el arqueólogo alemán Klaus Schmidt, con cinco colegas, descubrió los primeros megalitos enterrados tan cerca de la superficie que se encontraban marcados por los arados. A medida que los arqueólogos excavaron más profundo, fueron desenterrando gigantescos pilares tallados de piedras, organizados en círculos.


A más de 11,000 años, parece que parte del complejo de Gobekli Tepe pudo haber sido utilizado como un santuario para un calendario. En el centro se alzaba un Arbol de la Vida, a su alrededor fueron erigidos 12 polos masivos, y un zodiaco de 12 animales tallados de piedra simbolizando el año solar de doce meses, de 30 días cada uno, con un total de 360.


Podemos ver ejemplos a continuación de la misma división del calendario de 360 para el año solar, utilizado por los egipcios y aztecas.


"Tenían ovejas salvajes, que pudieron haber sido domesticadas — y las personas con el potencial para hacerlo", dice Schmidt. De hecho, la investigación en otros sitios de la región ha demostrado que dentro de 1000 años de la construcción de Gobekli Tepe, los colonos habían acorralado ovejas, vacas y cerdos.

Y, en una aldea prehistórica a sólo 20 millas de distancia, los genetistas encontraron evidencia de las cepas de trigo cultivadas más antiguas del mundo; la datación por radiocarbono indica que la agricultura se desarrolló allí hace alrededor de 10,500 años, o cinco siglos después de la construcción de Gobekli Tepe.

Los escolares han creído durante mucho tiempo que sólo después de que las personas aprendieran a cultivar y vivir en comunidades asentadas entonces tuvieron el tiempo para la organización y los recursos para la construcción de templos y complicadas estructuras sociales. Pero Schmidt sostiene que era al revés: el extenso esfuerzo coordinado para construir los monolitos, literalmente, sentó las bases para el desarrollo de las sociedades complejas.

La inmensidad del compromiso en Gobekli Tepe refuerza esa opinión, de que los monumentos no podrían haber sido construidos por bandas irregulares de cazadores-recolectores. Para tallar, erguir y enterrar anillos de pilares de piedra de siete toneladas habría requerido cientos de trabajadores, todos estos necesitan ser alimentados y alojados.

¿Qué fue tan importante para este pueblo como para construir (y enterrar) estas piedras gigantes? El abismo que nos separa de los constructores de Gobekli Tepe es casi inimaginable.

Publicado por Atlantean Gardens

No hay comentarios:

Publicar un comentario