domingo, 20 de julio de 2014

El Sexo Sagrado y la Retención de Semen

Se conoce comúnmente que los atletas y las personas que practican artes marciales evitan las relaciones sexuales antes de una competencia o evento, esto es una contribución vital hacia el éxito, ya que la expulsión de la energía sexual resulta en un agotamiento de la fuerza, la fortaleza, y la concentración. Naturalmente, esto plantea la pregunta: "¿Si no vuelvo a expulsar el semen, mi fuerza y ​​resistencia crecería aún más?"

En las tradiciones médicas no occidentales como el Ayurveda, la medicina china o tibetana, es ampliamente conocido que la retención del semen es una fuente de salud, fuerza, vitalidad y el bienestar general. El desagüe de la energía que se siente después de un orgasmo tiene una base científica sólida. Por otra parte, es fácilmente observable el efecto que este tiene en la mujer al absorber el semen, esta se convierte vivaz, enérgica y feliz, es una prueba de la energía transmitida.

El semen es un fluido viscoso albuminoso, alcalino en la reacción, muy rico en calcio y fósforo, también en lecitina, colesterol, albúmina, nucleoproteínas, hierro, vitamina E, etc. En la eyaculación del hombre normal, unos 226 millones de espermatozoides son arrojados; estos son ricos en grasas fosforizadas (lecitina), colesterol (fuente de las hormonas sexuales), nucleoproteínas y hierro. Una onza de semen es considerada con un valor equivalente a sesenta onzas de sangre. El Dr. Frederick McCann señala sobre este punto: "De lo que se ha dicho, se debe que admitir que el líquido espermático sí posee potencialidades que justifican la creencia de los antiguos escritores en relación con sus propiedades vitales."

El semen contiene sustancias de alto valor fisiológico, especialmente en relación a la nutrición del cerebro y el sistema nervioso. Si la resorción del semen a través de la pared del tracto genital de la mujer tiene un efecto vitalizante en el organismo femenino, lo mismo debería ser el caso en el cuerpo del hombre en el que se forma y conserva. Y a la inversa, la pérdida de semen debe privar al organismo de vitalidad y sustancias valiosas necesarias para la nutrición del tejido nervioso, tal como la lecitina, que se ha utilizado terapéuticamente con gran éxito para la cura de la neurastenia, resultante del exceso sexual. - Raymond W. Bernard MD

El orgasmo reduce enorme energía de los sistemas endocrino y nervioso, dejando el cuerpo débil y aletargado hasta que las energías se crean poco a poco de nuevo.

En la medicina tibetana, se dice que se requieren siete gotas de la esencia vital de los alimentos para producir una gota de la esencia vital de la sangre. Y se necesita una taza de la esencia vital de la sangre para producir una gota de la esencia vital del semen. Esto subraya su valor y el tiempo que se necesita para producir en el cuerpo. Por otra parte, las escrituras tibetanas afirman que por la retención y la transformación de la esencia vital del semen, la esencia vital vigoriza el cuerpo y la mente. Este es el fundamento básico de los mil años de la historia del budismo tibetano, y la fuente fundamental de la enorme cantidad de gente altamente efectiva que florecieron a partir de la tradición, como el Dalai Lama, Milarepa, Tsong Kapa, y muchos más.

En otras tradiciones de todo el mundo, algunas de las personas más notables de la historia que fueron dedicados a la preservación de su semen: gente como Shakespeare, Thoreau, Gandhi, Buda, Pitágoras, Hipócrates, Galeno, Aristóteles, Beethoven, y otros.

"El horror con que la literatura antigua consideraba la pérdida inútil del fluido vital no era una superstición nacida de la ignorancia... Seguramente es criminal para un hombre el tirar a la basura su posesión más preciosa" - Mohandas K. Gandhi, de una charla con Margaret Sanger, 1935, el Dr. Bernard. R.W., Control Nutricional Sexo y Rejuvenecimiento. Investigación en Salud: Pomeroy.

Sin embargo, en todos estos casos, la mera retención de la energía no es suficiente. La energía no se puede almacenar fácilmente o sin esfuerzo. Los experimentos con la retención de semen revelan rápidamente cómo la persona puede llegar a la agitación y la ansiedad si no saben cómo dirigir esa energía de una manera nueva. Esta es la razón por las que las antiguas tradiciones espirituales enseñan técnicas de transmutación a los iniciados. Sin la transmutación de la energía retenida, las fuerzas atrapadas encuentran otras vías para fluir a través de cosas como: la preocupación mental, el fanatismo, la fantasía, los comportamientos obsesivos, depresión y otros problemas psicológicos graves. Por lo tanto, si usted piensa en ahorrar su energía sexual, asegúrese de adoptar nuevos comportamientos para dirigir estas energías de una manera saludable.

Algunas sugerencias incluyen: meditación, pranayama, deportes y el ejercicio físico, el disfrute regular y concentrado de la música clásica o el arte, las prácticas de respiración profunda, ejercicios tibetanos, ejercicios rúnicos, técnicas de meditación Vril.

Publicado por Atlantean Gardens

Otros artículos de interés:

Síguenos

1 comentario: