viernes, 25 de julio de 2014

El Libro de Enoc

El Libro de Enoc es una antigua obra judía religiosa, atribuido por la tradición a Enoc, el bisabuelo de Noé, aunque los eruditos modernos estiman las secciones más antiguas (principalmente en el Libro de los Vigilantes) hasta la fecha de 300 aC, y la última parte (Libro de las Parábolas), probablemente a finales del siglo I aC.

Los autores del Nuevo Testamento estaban familiarizados con el contenido de la historia e influenciada por ella: una sección corta de Enoc 1 (1 En 1:09 o 1 En 02:01 dependiendo de la traducción) es citado en el Nuevo Testamento (Carta de Judas 1:14-15), y se atribuye a "Enoc el Séptimo desde Adán" (1 en 60:8). El texto también fue utilizado por la comunidad, que originalmente recolecto los Rollos del Mar Muerto.

Así sucedió, que cuando en aquellos días se multiplicaron los hijos de los hombres, les nacieron hijas hermosas y bonitas; y los Vigilantes, hijos del cielo las vieron y las desearon, y se dijeron unos a otros: "Vayamos y escojamos mujeres de entre las hijas de los hombres y engendremos hijos". Entonces Shemihaza que era su jefe, les dijo: "Temo que no queráis cumplir con esta acción y sea yo el único responsable de un gran pecado". Pero ellos le respondieron: "Hagamos todos un juramento y comprometámonos todos bajo un anatema a no retroceder en este proyecto hasta ejecutarlo realmente". Entonces todos juraron unidos y se comprometieron al respecto los unos con los otros, bajo anatema. Y eran en total doscientos los que descendieron sobre la cima del monte que llamaron "Hermon", porque sobre él habían jurado y se habían comprometido mutuamente bajo anatema. 

Todos y sus jefes tomaron para sí mujeres y cada uno escogió entre todas y comenzaron a entrar en ellas y a contaminarse con ellas, a enseñarles la brujería, la magia y el corte de raíces y a enseñarles sobre las plantas. Quedaron embarazadas de ellos y parieron gigantes de unos tres mil codos de altura que nacieron sobre la tierra y conforme a su niñez crecieron; y devoraban el trabajo de todos los hijos de los hombres hasta que los humanos ya no lograban abastecerles. Entonces, los gigantes se volvieron contra los humanos para matarlos y devorarlos; y empezaron a pecar contra todos los pájaros del cielo y contra todas las bestias de la tierra, contra los reptiles y contra los peces del mar y se devoraban los unos la carne de los otros y bebían sangre. Entonces la tierra acusó a los impíos por todo lo que se había hecho en ella.

-Libro de Enoc



Otro artículo de interés:

Síguenos

1 comentario:

  1. Muy interesante, la historia dice que durante la batalla en el tercer cielo, cuando Lucifer quien mas tarde seria conocido como Satanás el Diablo, provoco la caída de Adán y Eva separandolos de Dios por medio de la traición y el pecado, engaño a la tercera parte de los ángeles del cielo, arrastrandolos a la miseria, y rebelión contra el Todopoderoso. Satanás y sus ángeles perdieron la batalla en contra de Miguel y los fieles ángeles a Dios, y fueron arrojados desde el paraíso al segundo cielo. Y mas tarde cuando los hijos del hombre comenzaron a multiplicarse en la tierra, Samyaza y otros 200 ángeles escendieron desde el tercer cielo, dejando atrás sus habitaciones celestiales, viendo que las hijas de los hombres eran bellas y atractivas a la vista, fueron tras de ellas tomandolas por esposas, quebrantando por completo la ley de Dios de que cada carne no debe ser mezclada con otras para efectos de procreación. Fue entonces cuando seres gigantes híbridos conocidos como Nefilim, nacidos de la unión de los ángeles rebeldes con mujeres humanas, cuya semilla no podía ser habitados por espíritus de hombres ni por el espíritu de Dios comenzaron a poblar y reinar en el planeta causando muerte y destrucción, estos contaminaron la el ADN humano y toda carne se corrompió, alterando por completo la creación de Dios en el planeta. Cuando las muertes se multiplicaron por millones entonces desde el tercer cielo el Todopoderoso decidió destruí la tierra con todo lo que había en ella, excepto por Noé y su familia los cuales eran los únicos que no se habían contaminado con los híbridos y sus descendientes. En este escenario es cuando de la séptima generación de Adán, el Profeta Enoch comandado por el Todopoderoso comenzó su mision en contra de los ángeles rebeldes y sus maléficos descendientes híbridos.

    Libro de Enoc Angeles Caidos y Gigantes Nefilim
    https://www.youtube.com/watch?v=lDif52E4okI&list=PLV7Wy_Z8JeGhzUBnc5fSyI8U73Qnj5WJJ

    ResponderEliminar