jueves, 16 de febrero de 2012

Una Ciudad subterránea en el Gran Cañón fue documentada en 1909


¿Está el gobierno de EUA encubriendo evidencia de que los antiguos Egipcios una vez viajaron hasta el Gran Cañón? Tan inverosímil que pueda parecer, hay algunas evidencias que sugieren que así pudo haber sido. El 5 de abril de 1909, un artículo de primera plana en la Gaceta de Arizona informó que un equipo de exploradores habían hecho unos descubrimientos arqueológicos absolutamente alucinantes en el corazón del Gran Cañón. El equipo había sido financiado al parecer por el Instituto Smithsonian. El artículo menciona las estructuras y jeroglíficos que el equipo encontró, los cuales fueron descritos como "Egipcios" en naturaleza. Desafortunadamente, después de este reportaje inicial nunca hubo otros informes acerca de este extraordinario descubrimiento. ¿Fue este descubrimiento verdadero? ¿Está siendo encubierto? ¿Existe evidencia dentro en las cavernas cerca del Gran Cañón que pudiera cambiar todo lo que creemos acerca de la historia Norteamericana?

Aquí lo que tenemos, es el artículo de la Gaceta de Arizona del 05 de abril de1909. El texto del artículo es publicado a continuación ....

EXPLORACIONES EN EL GRAN CAÑON

Misterios de la inmensa Caverna Rich sacados a la luz.

Jordan está entusiasmado. Notables hallazgos indican que antiguas personas emigraron desde Oriente.

Las últimas noticias del progreso de las exploraciones de lo que ahora es considerado por los científicos no sólo como el descubrimiento arqueológico más antiguo en los Estados Unidos, pero una de las más valiosas en el mundo, que se mencionó hace algún tiempo en la Gaceta, fue llevado a la ciudad ayer por GE Kinkaid, el explorador que descubrió la gran ciudadela del Gran Cañón durante un viaje en el Rio Verde, Wyoming, por el río Colorado, en un barco de madera, a Yuma, hace varios meses.

De acuerdo con la historia relatada a la Gaceta por el señor Kinkaid, los arqueólogos del Instituto Smithsonian, quienes están financiando las expediciones, han hecho descubrimientos que casi formalmente prueban que la raza que habitó esta misteriosa caverna, excavada en la roca sólida por manos humanas, era de origen oriental, posiblemente de Egipto, siguiendo el camino de Ramsés. Si sus teorías son confirmadas por la traducción de las tablillas grabadas con jeroglíficos, el misterio de los pueblos prehistóricos de América del Norte, sus artes antiguas, quiénes eran y de dónde han venido, se resolverá. Egipto y el Nilo, y, Arizona y Colorado serán unidos por una cadena histórica que correrá detrás de las edades, asombrando a la más salvaje imaginación de un ficcionista.

Un Examen a Fondo

Bajo la dirección del Profesor S. A. Jordan, el Instituto Smithsonian está llevando a cabo las más exhaustivas exploraciones, las cuales continuaran hasta que el último eslabón de la cadena este forjado. Cerca de una milla bajo tierra, a unos 1,480 metros bajo la superficie, el largo pasaje principal se profundiza, para encontrar otra cámara gigantesca de la cual irradian decenas de pasillos, como los radios de una rueda.

Varios cientos de habitaciones han sido descubiertas, seguidas por pasillos que vienen desde el pasaje principal, uno de los cuales ha sido explorado por unos 854 pies y otro por 634 pies. Los hallazgos más recientes incluyen artículos que nunca han sido conocidos como nativos de este país, y sin duda tenían su origen en el oriente. Armas de guerra, instrumentos de cobre, con borde afilado y duro como el acero, indican el alto grado de civilización alcanzado por estas personas extrañas. Tan interesados han estado los científicos que ​​se están haciendo preparativos para equipar el campo para estudios extensos, y la fuerza se aumentó a treinta o cuarenta personas.

Informe del Señor Kinkaid

El señor Kinkaid fue el primer niño blanco nacido en Idaho y ha sido un explorador y cazador toda su vida, treinta años estuvo al servicio del Instituto Smithsonian. Incluso hizo un recuento breve, su historia suena fabulosa, casi grotesca.

"En primer lugar, me impresiona que la caverna es casi inaccesible. La entrada es 1,486 metros más abajo de la pared del escarpado cañón. Se encuentra en terrenos del gobierno, y a ningún visitante se le permitirá acceso sin ser sancionado por traspaso. Los científicos desean trabajar sin ser molestados, sin el miedo de que los descubrimientos arqueológicos sean molestados por curiosidad o por cazadores de reliquias. Un viaje ahí sería inútil, y cualquier visitante será enviado de regreso. La historia de cómo encontré la caverna se ha relatado en un párrafo: yo viajaba abajo en el río Colorado, en un barco, solo, en busca de minerales. A unos cuarenta y dos kilómetros por el río desde la barranca de El Tovar de Cristal, vi en la pared del Este, manchas en la formación sedimentaria a unos 2,000 metros sobre el lecho del río. No había ningún rastro en este punto, pero finalmente llegó con gran dificultad.

Por encima un saliente escondido de la vista desde el río, era la boca de la cueva. Hay pasos que conducen a esta entrada a unos treinta metros a lo que era, en el tiempo en que la caverna estaba habitada, el nivel del río. Cuando vi las marcas del cincel en la pared interior de la entrada, me interesé, aseguré mi arma y entré. Durante ese viaje fuí a varios cientos de metros por el pasillo principal hasta que llegué a la cripta en la que descubrí las momias. A una de ellas la fotografíe con luz de flash. Reuní un gran número de reliquias, que me llevé por el río Colorado a Yuma, desde donde las envié a Washington con los detalles del descubrimiento. Después de esto, las exploraciones se llevaron a cabo.

Los Pasajes

El paso principal es de aproximadamente 12 pies de ancho, estrechándose hasta nueve pies hacia el extremo más lejano. A unos 57 metros de la entrada, los primeros ramos de pasajes salen a la derecha y a la izquierda, por lo que, en ambos lados, son una serie de habitaciones del tamaño de las salas comunes de hoy en día, aunque algunos son 30 por 40 metros cuadrados. A estas se entran por puertas de forma ovalada, y son ventiladas por espacios de aire redondos a través de las paredes hacia los pasajes. Las paredes son cerca de tres pies y seis pulgadas de espesor.

Los pasajes están cincelados o cortados tan derechos a como puedieran ser hechos por un ingeniero. Los techos de muchas de las habitaciones convergen a un centro. Los pasajes laterales cerca de la entrada se ejecutan en un ángulo agudo de la sala principal, pero hacia la parte posterior que poco a poco gradualmente llega a un ángulo recto en dirección.

El Santuario

"A más de un centenar de metros desde la entrada es la sala, varios cientos de metros de largo, en el que se encuentra el ídolo o imagen del dios de la gente, con las piernas cruzadas, con una flor de loto, o lirio en cada mano. El molde de la cara es oriental. El ídolo casi se asemeja a Buda, aunque los científicos no están seguros en cuanto al culto religioso que representa. Tomando en cuenta todo hasta el momento, es posible que este culto se paresca más al del antiguo pueblo del Tíbet.


Alrededor de este ídolo, hay imágenes más pequeñas, algunas muy bellas en forma; otras con cuellos de forma torcidas y distorsionada, simbólico, probablemente, del bien y del mal. Hay dos cactus grandes con brazos que sobresalen, uno a cada lado de la tarima en la que el dios esta de sentadillas. Todo esto está tallado en roca dura parecida al mármol. En la esquina opuesta de este salón se encontraron herramientas de todo tipo, hechas de cobre. Estas personas, sin duda, conocía el arte perdido del endurecimiento de este metal, que ha sido buscado por los químicos durante siglos sin ningun resultado. Sobre un banco que corre alrededor de la sala de trabajo, había algo de carbón y otros materiales probablemente utilizados en el proceso. También hay escoria y material similar al mate, demostrando que estos antiguos fundían minerales, pero hasta ahora ningún rastro de dónde o cómo lo hicieron ha sido descubierto, ni el origen del mineral.

"Entre los otros hallazgos hay floreros o jarrones y vasos de cobre y oro, muy artísticos en el diseño. El trabajo incluye la cerámica esmaltada y vasos esmaltados. Otro pasillo conduce a graneros, como los que se encuentran en los templos orientales. Estos contienen semillas de diversos tipos. En uno de los mas grandes almacenes aún no se ha entrado, ya que es de doce metros de altura y sólo se puede llegar desde arriba. Dos ganchos de cobre se extienden en el borde, lo que indica que una especie de escalera estaba conectada. Estos graneros son redondeados, y hablando de los materiales con los que están construidos, creo yo, es un cemento muy duro. Un metal gris también se encuentra en esta caverna, confunde a los científicos, porque su identidad no ha sido establecido. Se asemeja a platino. Esparcidos por todo el suelo promiscuamente hay lo que todo el mundo llama "ojos de gato", una piedra amarilla de escaso valor. Cada uno de estos está grabado con la cabeza tipo Malay.

Los Jeroglíficos

"En todas las urnas, o en las paredes sobre las puertas, y las tabletas de piedra que fueron encontradas, hay misteriosos jeroglíficos, el Instituto Smithsonian espera descubrir la clave. El grabado en las tablas probablemente tiene algo que ver con la religión del pueblo. Similares jeroglíficos se han encontrado en el sur de Arizona. Entre los escritos pictóricos, sólo dos animales se encuentran. Uno de ellos es de tipo prehistórico.


La Cripta

"La tumba o cripta en la que las momias se encontraron es una de las mayores cámaras, con las paredes inclinadas en un ángulo de unos 35 grados. En estas hay franjas con momias, cada una ocupando una plataforma labrada por separado. A la cabeza de cada una hay un pequeño banco, en los que se encuentran tazas de cobre y piezas de espadas rotas. Algunas de las momias están cubiertas de arcilla, y todas están envueltas en una tela de corteza.

Las urnas o vasos en los niveles más bajos son crudos, mientras que en los más altos alcanzados, las urnas son más finas en el diseño, mostrando una etapa posterior de la civilización. Es digno de notar que todas las momias examinadas hasta el momento han demostrado ser de sexo masculino, no hijos o mujeres están enterrados aquí. Esto lleva a la creencia de que esta sección era el cuartel de los guerreros.

"Entre los hallazgos ningun hueso de animales se han encontrado, no pieles, ni prendas de vestir, o ropa de cama. Muchas de las habitaciones están vacías, solo recipientes de agua. Una de las habitaciones, alrededor del 40 por 700 pies, fue probablemente el comedor principal, puesto que utensilios para cocinar se encuentran aquí. ¿Cómo estas personas vivían? en un problema, aunque se presume que llegaron del sur en el invierno y cultivaron en los valles, llendo hacia el norte en el verano.

Más de 50,000 personas podrían haber vivido en las cavernas cómodamente. Una teoría es que las tribus indígenas actuales que se encuentran en Arizona son descendientes de los siervos o esclavos de los pueblos que habitaron la cueva. Sin lugar a dudas un buen número de miles de años antes de la era Cristiana, un pueblo vivío aquí alcanzando un alto grado de civilización. La cronología de la historia humana está llena de lagunas. El profesor Jordan esta demasiado entusiasmado en los descubrimientos y cree que el hallazgo resultará de incalculable valor en el trabajo arqueológico.

"Una cosa de la que no hemos hablado, y que pudiece ser interesante. Hay una cámara en el pasillo, la cual no es ventilada, y cuando nos acercabamos un olor mortal serpenteante nos llamó la atención. Nuestra luz no penetra la oscuridad, y hasta que no tengamos disponibles unas mejores, no vamos a saber lo que contiene la cámara. Algunos dicen que son serpientes, pero otros tienen la idea que puede contener un gas letal o productos químicos utilizados por los antiguos. No se oyen sonidos, pero huele serpenteante sólo en la imaginación misma. La instalación subterránea completa le pone a uno los nervios temblorosos, los pelos de punta. La oscuridad es como un peso sobre los hombros, y nuestras linternas y velas sólo hacen que la oscuridad sea más negra."



Otros artículos de interés:

Síguenos
Página Facebook
Twitter


Los invitamos a unirse a nuestro grupo de Facebook: Entre la Ciencia y el Espíritu

2 comentarios:

  1. SUENA MUY INTERESANTE PERO POR QUE HABRÍAN DE NEGAR LA INFORMACIÓN ??

    ResponderEliminar
  2. El ser humano no aceptan la realidad

    ResponderEliminar