martes, 29 de marzo de 2016

Hallan los fósiles de un 'Unicornio Siberiano'

El último unicornio siberiano murió hace sólo 29.000 años cuando se creía extinto hace 350.000.


Los unicornios han protagonizado cientos de relatos mitológicos, cuentos y fábulas. Y, aunque las propiedades mágicas que se le han atribuido en muchas de estas historias no están comprobadas, gracias a un reciente descubrimiento, dichos animales si pudieron haber existido, aunque no eran como los describen los relatos.

Además, estos mamíferos caminaron por la tierra hasta hace mucho menos de lo que se creía, pudiendo haber coincidido con la raza humana, ya que los científicos han encontrado el cráneo de un “unicornio siberiano” (Elasmotherium sibiricum) muy reciente, según publica el American Journal of Applied Sciences.

Según se informa, esta especie se creía extinta desde hace 350,000 años, sin embargo, el descubrimiento de los nuevos fósiles sitúan al animal a hace sólo 29,000 en Kazajistán.

Estos animales pertenecieron a la familia de los rinocerontes, con los que guardan un gran parecido, pero su cuerno frontal fue más largo y fino. Según los estudios, los unicornios alcanzarían los 2 metros de alto y 4.5 de largo, siendo más grande que los caballos, con los que son a veces comparados.

Pero, la pregunta en la mente de los investigadores es cómo este unicornio pudo vivir durante mucho más tiempo que sus congéneres. "Lo más probable es que el sur de Siberia occidental haya sido una especie de refugio donde esta especie de rinoceronte perseveró más tiempo en comparación con el resto de su gama", dijo un miembro del equipo, Andrei Shpanski.

El equipo espera que el hallazgo ayude a entender mejor cómo los factores ambientales juegan un papel en la extinción de una criatura, ya que parece que algunos ejemplares de esta especie puedan haber durado mucho más tiempo de lo que se pensaba anteriormente.


Otros artículos de interés:

Síguenos

Los invitamos a unirse a nuestro nuevo grupo de Facebook: Entre la Ciencia y el Espíritu

No hay comentarios:

Publicar un comentario